Desde que lo dirige Héctor Storti, el granate cayó por primera vez de local en el torneo. Su verdugo este domingo fue el DEPRO de Pronunciamiento, que le ganó 1-0 con un tanto de Mauro Siergiejuk.

Aunque venía de una derrota en Santiago del Estero, este año el equipo de Villa Ramallo mostró buenos rendimientos, sobre todo en los encuentros con Douglas por Copa Argentina en San Nicolás, Sarmiento de Resistencia y San Martín de Formosa; esta situación invitaba a ser más optimista respecto al futuro.

Sin embargo, la presión por ganar para no quedar lejos de la clasificación, llevó a los jugadores locales a un prematuro estado de nerviosismo, sobre todo después del gol de Siergiejuk, que no les permitió pensar el partido para poder jugarlo mejor.

Al DEPRO le alcanzaron diez minutos para ganarlo. De arranque, la visita salió a buscar la victoria, presionó arriba, manejó la pelota y llegó merecidamente al gol a los 9´ por intermedio de Mauro Siergiejuk, en notable definición de emboquillada por encima del cuerpo de Quinteros.

Defensores respondió con mucho corazón, pero con poca cabeza. Los nervios provocaron imprecisiones, malas decisiones, abuso de pelotazos y hasta infracciones innecesarias.

Sin las corridas de Jofré, los pases de Ceballos y las jugadas de López, tan fundamentales en partidos anteriores para el crecimiento futbolístico, Defensores se convirtió en un equipo fácil de defender por el DEPRO, que aprovechó la desesperación del dueño de casa para llegar al final del primer tiempo casi sin sobresaltos; más allá de un tiro libre de Acosta y una chilena de López que salieron desviados.

De arranque, en el complemento, Storti mandó a la cancha a Joaquín Boreán para acompañar a Jonathan López dentro del área. Pasando los 15´, Nicolás Czornomaz reemplazó a Ricardo Acosta, que también tuvo una noche para olvidar. A los pocos minutos, el técnico granate agotó los cambios con el ingreso de Campiotti, antes de que Orcellet hiciera el primero; una rareza si considera que Storti ha finalizado encuentros sin hacer modificaciones, aunque para nada llamativo teniendo en cuenta la falta de ideas del equipo y todo lo que estaba en juego.

Aunque parezca mentira, en ese complemento, los que más cerca estuvieron de convertir el empate fueron Silvio Iuvalé (no tiene goles en Defensores), con un remate que tapó abajo Correa y otro zurdazo que se fue desviado; y el marcador central Cristian Romero, con un disparo de 40 metros que tapó el “1” visitante y un cabezazo en el final que se salió muy desviado.

Con relación al conjunto de Orcellet, después de ese buen arranque que lo llevo a ponerse merecidamente arriba en el marcador, se desinteresó del partido y no aprovechó la confusión de su rival para ampliar el resultado. La visita, recién recobró protagonismo en una ráfaga entre los 15 y 25 minutos de la parte final, donde llegó con dos remates de Allende y otro de Rodas.

A los 39´, el árbitro expulsó a Laureiro, uno de los mejores de DEPRO junto a Allende y Siergiejuk.

En el final, cuando se jugaba tiempo de descuento, Romero pudo haberlo empatado cuando cabeceó sin marca cerca del arco, pero el balón se fue muy arriba del travesaño.

Defensores sumó la segunda derrota consecutiva y muchas dudas al juego que hasta no hace tanto tiempo hacía ilusionar. Sin embargo, también es cierto que, dejando de lado la revancha con Douglas que se encaró con varios suplentes, las dos últimas presentaciones no fueron buenas, y aunque la distancia en puntos con el último clasificado sigue siendo la misma que antes del comienzo de la fecha, los equipos que en esta jornada empataron o ganaron le sacaron más ventaja y las chances de clasificar se alejaron.

En este escenario, sólo una brusca reacción acompañada de varias victorias consecutivas, harán posible el milagro; de lo contrario, esta vez la temporada será más corta que de costumbre.

La imagen puede contener: 1 persona, practicando un deporte, cancha de básquet y exterior

 

SÍNTESIS:

Defensores (0):

Quinteros; Navalón, Romero, Mignaco, Casarino; Ceballos (Boreán), Iuvalé, Cartechini; Jofré (Campiotti), López, Acosta (Czornomaz).

DT: Héctor Storti.

 

DEPRO (1):

Correa; N. Rodríguez, Alvez, Valente, Villagrán; Reyes (Ardetti), Rodas (Delasoie), Laureiro, Allende (Russo); Robles, Siergiejuk.

DT: Hernán Orcellet.

 

Gol: PT, 9´Siergiejuk (DEPRO)

Incidencias: ST, 39´expulsado Laureiro (DEPRO)

Arbitro: José Díaz (Villa María)

FUENTE: META FM.

SÍNTESIS: META FM.