«Tuvimos el peor comienzo del año pero nuestra vida empezó de nuevo, ahora que volviste vos», dijo su hermana y mostró fotos del niño de tres años mientras jugaba en su casa. Pasó más de un mes internado y en grave estado por una sepsis.

Milo Francisco Díaz Heinze, el niño de tres años que estuvo en gravísimo estado por una sepsis, la grave enfermedad conocida como «el envenenamiento de la sangre», salió de Terapia Intensiva a fines de enero y ahora, se conoció la mejor noticia: Regresó a su casa y ya pasó el primer fin de semana en familia. tras su larga internación en el hospital materno infantil San Roque de Paraná.

«Después de 1 mes y 8 días de tanto dolor, de incertidumbre, de miedos, de llantos y de más, al fin te tenemos otra vez con nosotros», manifestó su hermana Paula en las redes sociales en una plublicación realizada el pasado viernes en las redes sociales y en la que daba cuenta del regreso de Milo a su hogar.

 

El caso y su evolución

El chico fue internado a principios de enero y lo intervinieron quirúrgicamente el 12 de ese mes. La familia había solicitado donantes de sangre de cualquier factor y grupo sanguíneo para reponer las transfusiones que le habían realizado. Y ese día hubo récord de donantes: 50 voluntarios un día sábado.

Tras una incansable lucha de su familia, del trabajo del personal de salud del hospital San Roque y el apoyo de la sociedad que se sumó masivamente para pedir por el pequeño, a 15 días de haber salido de terapia intensiva, Milo ya está en su casa y la familia celebra y agradece.

 

Nueva vida

«Gracias por a ver soportado tanto, gracias por pelear para quedarte con tu familia, estamos orgullosos de vos, de tu valentía y cómo la peleaste «Torito». Tuvimos el peor comienzo del año pero para nosotros nuestra vida empezó de nuevo ahora que volviste vos», señaló Paula en su emotivo mensaje y mostró fotos de Milo jugando en su domicilio.

En tanto, Paula, la hermana de Milo también agradeció el acompañamiento a la familia. «Gracias a cada persona que estuvo, amigos, conocidos, tíos, compañeros. Gracias a cada persona que compartió, que rezó por él, a la persona que organizó la misa para pedir por él, Gracias. Gracias y Miles de gracias Dios por esta oportunidad. Nos llevaste al límite pero acá estamos por él. Siempre supe que a esta la ganabas vos», finaliza el emotivo mensaje de la hermana de Milo y el más esperado de todos.

Recuperación y ayuda

«Necesitamos un tensiómetro para controlarle la presión y no está a nuestro alcance, poder comprarlo. Por ahí, alguien tiene alguno que no lo use y lo pueda donar, a nosotros nos hace falta», afirmó Paula a Elonce.

Al respecto, la hermana de Milo explicó que la presión arterial del pequeño de tres años debe ser controlada permanentemente, como también la temperatura, debido a la afección que sufrió el niño.

Paula dijo que si alguien puede colaborar con el instrumento médico, se puede comunicar directamente a su número de celular: 343 5 34-3767. (El Once)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))