El personal médico del hospital y las enfermeras del nosocomio luchan hora tras hora por salvarle la vida.

Es la beba que nació tras la cesárea practicada a Jésica Riquelme, la chica asesinada en Federal el pasado sábado, su estado es grave y delicado pero continua luchando, la pequeña estuvo sin oxígeno y sufrió severas consecuencias.

Cabe recordar que Jésica, llegó sin signos vitales al hospital de la ciudad de Federal, donde practicaron una cesárea de emergencia y lograron salvar a la bebita que permanece en grave estado.

Milagros todavía se encuentra en la terapia neonatal con un cuadro crítico, explicaron a este medio. Estiman que la nena estuvo tres horas sin oxígeno, hasta que hicieron la cesárea, tiene derrame cerebral, y estuvo en un “protocolo de hipotermia con respirador por distresrespiratorio.

El personal médico del hospital y las enfermeras del nosocomio luchan hora tras hora por salvarle la vida. (El Sol)