Desde la Secretaría del Gobierno de Salud de la Nación indicaron que deberán «sensibilizar la sospecha clínica, difundir las recomendaciones a la población para la prevención y consulta temprana en caso de presentar síntomas (fiebre y exantema -erupción de la piel, de color rojizo-)».

Esta medida se tomó por la confirmación de un caso de rubéola en la Ciudad de Buenos Aires en un nene de 7 años no vacunado, por lo que instó a los equipos de salud a «intensificar la vigilancia».

Según la información, el nene que padece la enfermedad presentó un cuadro de exantema el 8 de mayo, a lo que se le sumó adenopatía, tos y catarro de vías aéreas superiores. Se señala que el caso fue confirmado por el área de Serología, mientras que la fuente de infección está en etapa de investigación y se encuentran bajo seguimiento los contactos, de los cuales uno (hermano del niño) presentó erupción compatible, aunque los resultados de laboratorio estaban pendientes.

Cabe recordar que van dos casos confirmados en el país en lo que va del 2019. El caso anterior se notificó en Córdoba y era importado.

Desde el Ministerio de Salud afirman que «Argentina logró eliminar la circulación del virus de la rubéola gracias a las acciones sistemáticas de vacunación».