El hecho ocurrió alrededor de las 23.00 hs. cuando un cabo de 21 años se disparó con su arma reglamentaria, un fusil FAL, en momentos en que se encontraba realizando guardia. Ocurrió en Concordia.

Un soldado de 21 años de edad, oriundo de Paso de los Libres, provincia de Corrientes, se efectuó dos disparos en la cabeza, el primero impactando en el lóbulo frontal y el segundo en la boca. Según fuentes judiciales, el joven previamente se había comunicado con un familiar por celular.

La fiscal del caso, María José Fonseca informó a EL SOL que el cabo se desempeñaba como jefe de guardia, “generalmente a las guardias se hacen de a dos, pero él había dicho que la iba hacer solo”.

Asimismo, la funcionaria adelantó que pese a que se investigan todas las líneas posible, la más fuerte es la del suicidio, «una vez que lo examinó el médico forense, descartamos que haya sido por otra circunstancia, ya que todos los datos indican que fue un suicidio en base a cómo estaba colocada el arma”.

 

“TODOS LOS DATOS INDICAN QUE FUE UN SUICIDIO”, DIJO LA FISCAL FONSECA SOBRE EL JOVEN SOLDADO

Un cabo de 21 años, oriundo de Paso de los Libres, se disparó con su arma reglamentaria cuando se encontraba de guardia en el Regimiento 6 “Blandengues” de Concordia.

La fiscal María José Fonseca se refirió al hecho lamentable ocurrido en el Regimiento de Concordia, donde un soldado se quitara la vida. “El hecho ocurrió anoche (por el jueves) alrededor de las 23:00 hs., un suboficial de la provincia de Corrientes, Paso de los Libres, de 21 años se disparó con el FAL (fusil) reglamentario”, dijo en una entrevista a EL SOL. Asimismo, señaló que el cabo se desempeñaba como jefe de guardia, “generalmente a las guardias se hacen de a dos, pero él había dicho que la iba hacer solo”.

“Uno de los compañeros, subordinados de él, escucha un disparo, sale afuera, y ahí da aviso enseguida a su jefe de lo ocurrido”, detalló sobre el momento en que se produjo el desenlace. Luego, Fonseca informó que se acercaron al lugar y que pudieron constatar que previamente había hecho un llamado telefónico con un familiar, “no sabemos si fue la madre o algún otro familiar de Corrientes, y cuando terminó de hablar por teléfono es que sienten el disparo”.

La fiscal confirmó a EL SOL que fueron dos disparos, y que pese a que se investigan todas las hipótesis factibles, la más firme es la del suicidio. “Una vez que lo examinó el médico forense, descartamos que haya sido por otra circunstancia, ya que todos los datos indican que fue un suicidio en base a cómo estaba colocada el arma”. En este sentido, detalló que el fusil estaba en dirección a la cabeza, “primero se efectuó el disparo que impactó en el lóbulo frontal, pero ese no fue el que le dio la muerte, sino que fue el segundo disparo que fue en la boca con orificio de salida en el cráneo”.

En referencia al lugar donde ocurrió el hecho, la fiscal señaló que “fue dentro del Regimiento, por calle San Juan, contra un alambrado desde donde efectúan la guardia”.

Diario El Sol