El niño jugaba con otros menores, en el patio de una de las casas que aún no fueron entregadas del barrio «Agua Patito», donde están las viviendas para los inundados de Concordia. Hubo fuertes protestas por la muerte del menor.

Un niño de seis años de edad que no presentaba signos vitales, ingresó de urgencia en la sala de primeros auxilios del Hospital Masverant de Concordia. Según indicaron fuentes policiales, el niño se domiciliaba en el barrio «Agua Patito», donde ubicaron las nuevas viviendas para las familias que debieron ser trasladadas tras ser afectados por las inundaciones.

El pequeño fue llevado al hospital por vecinos, quienes manifestaron que se había electrocutado, mientras jugaba con otros menores, en el patio de una de las casas que aún no han sido entregadas, explicaron a Elonce.com.

En el Hospital Masverant, el médico policial constató el fallecimiento del menor y se trasladó el cuerpo a la morgue Judicial.

En el lugar del accidente que terminó con la vida del menor, se presentó personal de la Cooperativa eléctrica, cortando el suministro de energía, División Criminalística, el delegado judicial y el Fiscal en turno.

Los vecinos molestos por la tragedia, se autoconvocaron en una de las intersecciones del barrio, donde quemaron cubiertas. Además, un grupo de ofuscados vecinos se trasladó hasta la Iglesia Nueva Vida ubicada en calle 11 de Noviembre y Bvar Yuquerí de Concordia, donde provocaron daños en las instalaciones, como así también, arrojaron piedras al funcionario policial que estaba de adicional en el Barrio Agua Patito, donde ocurrió la muerte del menor.

Con la colaboración de otros móviles policiales de varias dependencias, se logró calmar a los vecinos y controlar la situación.

En la fecha, a primeras horas del día se continuaron con las pericias en el lugar con personal de la Div. Criminalística, Fiscal en turno y personal de la cooperativa eléctrica.

Escucha aquí ((GÉNESIS 102.5 FM)) Clásicos las 24 horas!

DEJA UNA RESPUESTA