Vecinos relataron que la hermana de la víctima, alcanzó a divisar a dos sujetos encapuchados en el interior de la casa de la ciudad de Concordia. La mujer fallecida en el hecho tiene más de 70 años.

Una mujer de más de 70 años fue hallada muerta en el interior de su vivienda de calle San Luis al 1.000, en el centro de la ciudad de Concordia.

La víctima fue encontrada sin vida por su hermana que acudió a la casa porque no respondía sus llamados.

Vecinos contaron a Elonce que la hermana de la víctima, una mujer de apellido Galli, alcanzó a divisar a dos sujetos encapuchados en el interior de la casa y escaparon por el fondo de la casa.

La vecina de la mujer hallada muerta, dijo que la víctima, se «llama Teresita Galli. Vino el jardinero y tocó el timbre pero no le abría, así que llamó a la hermana de Teresita. Cuando ella vino, abrió la puerta y la encontró muerta», afirmó la vecina que dialogó con colegas Elonce y agregó que «cuando entró, alcanzó a ver a dos tipos encapuchados que se escapaban por el fondo», remarcó.

En el lugar trabaja la policía de Entre Ríos junto al personal de Criminalística, y los representantes del Ministerio Público Fiscal, José Arias y Francisco Azcué.

Según las primeras informaciones recabadas en el lugar, el cuerpo de la docente jubilada fallecida, tenía signos de haber sido sometido a una violenta agresión. Afirman que la mujer habría sido golpeada.

«Aparentemente, pasó como a las 8 de hoy, y la hermana, llegó a las 10», afirmó la mujer sobre el hecho que la policía de Concordia investiga por estas horas.

Un amplio despliegue de efectivos se pudo ver en calle San Luis y se chequeaban las cámaras de la zona, para buscar pistas sobre los sujetos responsables del hecho.


Se trata de la profesora de biología Teresa Galli, quien ejerció la docencia en la escuela Comercio N°1 y en el Instituto de Profesorado «Concordia». Actualmente, se encontraba jubilada.

La muerte se habría producido en circunstancias de un robo. Fue su hermana quien la halló cuando llegó a la vivienda, ubicada en calle San Luis al 1023. Se presume que, al momento de ingresar, todavía estaba en su interior el delincuente que habría protagonizado el hecho. En este momento, está siendo buscado en las casas vecinas.

Elonce – El Entre Ríos