Tras una disposición de la Cámara Avícola Argentina, los frigoríficos locales adoptarán desde este lunes una medida preventiva.

En las últimas horas se conoció la noticia que debido a la crisis que afronta el sector avícola los Frigoríficos Becar y Fepasa mermarán su producción en un 20 % a partir del lunes, según una disposición de la Cámara que los nuclear a nivel nacional. Al respecto Sergio Vereda, del Sindicato de la Carne, en dialogó manifestó que la crisis avícola es general en todo el país. “Esta decisión la tomó la Cámara Nacional Avícola que nuclea a todos los productores de la Argentina quienes tomaron, ante la situación que estamos atravesando, de manera preventiva la merma del 20% de la producción en todos los frigoríficos, donde se van a controlar entre ellos mismos que no se siga produciendo pollos bebés en cada planta de incubación. En nuestra ciudad Fepasa se encargará de controlar lo que está haciendo Tres Arroyos y a la inversa Tres Arroyos lo que hace Fepasa”.

En el diálogo Vereda destacó que el objetivo de esta merma es poder vaciar las cajas que están repletas de los pollos congelados y de esa forma levantar el precio y trasladar todos los costos que tienen los pollos, ya que con la cantidad de pollos que hay en el mercado y con la poca venta que hay no se ha podido trasladar el precio y el costo real que tienen en este último tiempo. “Todos sabemos lo que ha aumentado la luz, el gas, el combustible, por ejemplo y las empresas realmente no han podido trasladarlo al precio del cajón y esto ha generado una crisis muy dura en la avicultura, nosotros a esto lo venimos manifestando hace un año ya y señalamos en reiteradas oportunidades que se necesita una mano del gobierno para que las empresas salgan adelante porque dependemos mucho de ellos, somos alrededor del 60% dependientes de la avicultura y la crisis nos afecta como a todos”, resaltó.

 

“Una crisis de este tipo no se veía desde el 2001”

Frente a este escenario de crisis, los sindicatos realizan un llamado a las autoridades gubernamentales para trabajar de manera conjunta en la búsqueda de soluciones para sostener este rubro preponderante para este país. El sector increpa al gobierno a que no sólo actúe cuando los precios de los productos avícolas se incrementen sino que también apoye a los productores.

“Nos han tocado el bolsillo con el pago del aguinaldo, porque nos están pagando el aguinaldo tarde; además hoy por hoy ninguna de las empresas de la ciudad lo ha podido abonar, incluso hay quienes ni si quiera han dado fecha de cuando se podría abonar. Esto realmente afecta a los trabajadores y la prioridad número uno es mantener las fuentes de trabajo de la gente y los empleados y segundo que se pague en tiempo y en forma”, sentenció Vereda y opinó: “creemos que acá va a tener que meter la mano el gobierno y ayudar a la gente para que salga de esta crisis”.

Respecto de las gestiones con el gobierno municipal o provincial el referente sindical resaltó que todavía no han tenido ninguna reunión; “sé que el Ministro de Producción estuvo reunido con productores avícolas, nosotros seguramente en algunas horas estaremos charlando con ellos. Con el Intendente no dialogamos porque no está en la ciudad pero la idea es que el gobierno provincial y el nacional tienen que tomar conciencia y son los que más tienen que aportar en esto porque el problema está vigente en todo el país, más allá de que nuestra preocupación esté en esta ciudad”, comentó.

 

Puestos de trabajo en peligro

“Esta es una medida que toman las empresas para poder sostener la crisis, si en 60 o 90 días no se levantan las ventas esta situación se va a agudizar y en ese momento, como ya nos han manifestado desde las empresas, van a iniciar el recorte del personal y este va a ser el segundo paso de no encontrarle una solución a corto plazo”, lamentó.

Cabe señalar que la avicultura implica 100.000 puestos de trabajo en todo el país, de los cuales el 50 por ciento son entrerrianos, por lo que de no revertirse la situación implicaría un impacto muy grande para la provincia.

“Queremos llevarle tranquilidad a los trabajadores, por ahora van a seguir cobrando normalmente y trabajando de igual forma, esto es una medida preventiva, pero una crisis así tan profunda, con la cantidad de pollos que se ven en los frigoríficos, las cámaras llenas con la poca venta y demás, no la veíamos desde el 2001; desde ese año en adelante la avicultura ha tenido un gran crecimiento que hoy no se puede sostener porque no hay exportaciones”, remarco Vereda.

“Nos preocupa también la falta en el pago de las obras sociales y los aportes sociales que tiene que hacer la empresa y vienen atrasados desde hace meses”, concluyó. (La calle)

DEJA UNA RESPUESTA