La Policía y la Justicia de Concordia, se encuentra tarbajando intensamente en la investigación de un crimen ocurrido en las últimas horas, del cual fue víctima un hombre al que habrían golpeado brutalmente con un tronco en el rostro y cabeza.

Fuentes policiales señalaron que fue una mujer de 49 años la que concurrió de visita la casa de su amigo, teniendo además como propósito, el retirar su vehículo que estaba en el garaje, pero al llamar nadie la atendía, por lo que al ver luz en el interior, abrió una ventana lo que le permitió ver un juego de llaves tirado en el piso del comedor.

Ante esta situación, la mujer llamó a otro conocido, con el que pidieron permiso al dueño de un comercio lindante e ingresaron al domicilio de la víctima, encontrándose con el macabro cuadro.

Junto a un automóvil Renualt Fluence y una motocicleta, se encontraba en el suelo el cuerpo de una persona, el cual estaba boca abajo y con rastros de sangre en su cabeza, por lo que dieron aviso de inmediato a la Policía.

 

Golpes brutales

Desde la Jefatura Departamental, se señaló que se trabajó con la presencia del fiscal en turno, médico policial, forense y personal de Criminalística, que ingresaron al domicilio por el comercio lindante, debido a que la puerta principal y portón de garaje se hallaban cerrados, pero sin signos de violencia.

Así constataron que se trataba del cuerpo sin vida de Abel Omar Alalí, que presentaba “una lesión de aplastamiento cráneo facial, con hundimiento frontal”, lo que le había generado una lesión cerebral, que a prima facie, sería la causa del deceso.

Los peritos y forenses determinaron además de la muerte de esta personas había ocurrido con aproximadamente ente 12 y 24 horas antes.

 

Desorden interior

Inspeccionando el interior del domicilio, la policía además constató que en el luchar se observaba un gran desorden en placares y cajones de la habitación, como así también el faltante de un televisor de pared y unos tornillos sueltos pertenecientes al soporte-led, entre otros elementos.

Los investigadores sostienen que era evidente que la víctima conocía al ladrón homicida, ya que se encontraron dos sillones enfrentados en el patio, equipo de mate e inclusive el cable cargador del celular enchufado, lo que dejaba entender que la víctima estuvo compartiendo una mateada con otra persona y habría sido atacado con un leño de unos 50 centímetros de largo que estaba en la churrasquera y presentaba manchas que serían de sangre, elemento que también fue secuestrado. (03442)

    DEJA UNA RESPUESTA