Se trata de los trabajadores del frigorífico avícola Tres Arroyos. Bajo el argumento de la activación de un protocolo para prevenir el coronavirus, los empresarios propusieron modificar el régimen laboral: disminuir la cantidad de horas de trabajo y, en consecuencia, también el salario. Los operarios se resisten.

El delegado de los trabajadores, Maximiliano Zalazar, que se encuentran realizando asambleas para resistir un cambio de esquema que perjudica al personal de la firma. “El convenio que nos enmarca establece que debemos trabajar nueve horas diarias de lunes a viernes. Por ejemplo, en el sector de faena nos dividimos en dos grupos de 300 trabajadores que se desempeñan en dos turnos”, dijo al dar cuenta de la modalidad de trabajo. Pero la alerta se encendió cuando los últimos días, desde la empresa, se quiso activar un protocolo para prevenir las infecciones por coronavirus: “Nos dijeron que la idea era que no trabajemos tan amontonados y, con esa excusa, propusieron modificar el esquema laboral”, señaló.

“Desde la empresa proponen que hagamos tres turnos de 200 personas (en vez de dos turnos de 300) y que trabajemos siete horas en lugar de nueve”, precisó Zalazar. Es decir, “se faena la misma cantidad, pero nos pagarían dos horas menos cuando el convenio no permite que haya una reducción salarial”, criticó.

El delegado informó que “en la planta de Concepción del Uruguay esta nueva modalidad no se empezó a aplicar porque los trabajadores seguimos resistiendo y defendiendo nuestros derechos”, pero aclaró que en otras sí. “Vamos a seguir dando batalla y realizando las asambleas que hagan falta para mantener lo que nos corresponde en función de lo que determinan las leyes laborales y el convenio”, advirtió.

Por último, aclaró que “las medidas se realizan por fuera del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA), por el cual no se sienten representados”. (La calle)

Listen on Online Radio Box! PLAYLIST 102.5 FM