Para la organización denunciante significa “el gran triunfo de Gustavo Bordet y la gran derrota del pueblo entrerriano”, indican que el mandatario “habilitó esta primera exportación de rollos a Botnia una semana antes que asuma el nuevo gobierno, para que éste deba tomar la venta como un hecho consumado”.

Hace muy pocos meses atrás, el gobernador, Gustavo Bordet, aseguraba “renovar su compromiso con el ambiente” resaltando las tareas que realiza el gobierno entrerriano en la materia.

“Estamos convocados aquí por un tema que para nosotros está en agenda, como es el ambiente sustentable en la provincia de Entre Ríos”, manifestaba Bordet el 19/09/2019 e una entrega de aportes

“Entre Ríos tiene uno de los reservorios tanto en superficie como en su subsuelo más grande del mundo. El agua dulce era a lo que decididamente apuntábamos y por eso es que tomamos las decisiones necesarias para garantizar que nuestros recursos no se contaminen. Trabajamos siempre con mucha seriedad, entendiendo que el ambiente debe ser sostenible, porque es la forma de asegurar la salud de la población. Y a esto lo hicimos de manera franca en cada una de nuestras acciones de gobierno y evitando caer en los fundamentalismos que distorsionan el concepto de lo que el ambiente debe ser”, indicaba.

En la práctica, sus dichos, muy lejos de la realidad. Este miércoles la organización “FundaVida” denunció que la Provincia de Entre Ríos “abastece a la pastera UPM” –ex Botnia, apuntando a Bordet como responsable.

La ONG publicó datos concretos donde se constata la venta de madera entrerriana a la pastera finlandesa.

En una captura de la transacción de venta de madera entrerriana, realizada este 9 de diciembre al mediodía se consigna un cargamento de 62.360 kilogramos con destino a UPM.

Para los miembros del colectivo ambiental significa “el gran triunfo de Gustavo Bordet y la gran derrota del pueblo entrerriano. Como siempre pasa, la realidad superó la ficción y los intereses antinacionales que operan, a la luz o a las sombras, terminaron ganado la batalla, aunque la guerra seguirá”.

En el texto de la entidad se manifestó que “mientras nuestros aserraderos cierran por falta de maderas, a partir de ahora el Río Uruguay será contaminado por las celulósicas nórdicas con la materia prima entrerriana”.

En ese sentido, denunciaron que esto es posible debido a que el gobernador “Bordet habilitó esta primera exportación de rollos a Botnia una semana antes que asuma el nuevo gobierno, para que éste deba tomar la venta como un hecho consumado. No solo se trataba de torcer la voluntad de los entrerrianos derogando la Ley de la Madera, máxima expresión de nuestra voluntad popular, sino también que comenzaremos a proveer con materia prima local a la empresa que marcó un antes y un después de las luchas ambientales regionales”.

Fuente: davidricardo.com.ar