La Historia: se trata de un nene de 4 años oriundo de la localidad entrerriana de Ceibas. La criatura se accidentó ayer viernes por la tarde en su casa, se le apretó uno de sus deditos contra una puerta, comenzó el sangrado, tenía casi el dedo reventado, de inmediato su familia lo trasladaron al hospital Centenario de Gualeguaychú.

Al llegar con el nene entre las 16:00 horas aproximadamente, lo ingresan por guardia y le manifiestan a la familia que tenían que esperar el médico cirujano unas cuatro horas aproximadamente.

La familia buscó otra opción para el nene y decidieron llevarlo al Sanatorio “Luis Jeannot Sueyro”. Llegaron al sanatorio y fue atendido por la Médica María Eugenia Palma, de inmediato se puso a trabajar en el pequeño.

Luego de la intervención de la Doctora, el dedito pudo salvarse, el nene se encuentra bien y en recuperación. Los accidentes domésticos suelen ocurrir en los hogares donde viven niños.

A pesar de la alegría de la familia, el descargo contra el Hospital Centenario fue contundente ante la falta de médicos en guardia.

Diario Nova