En las primeras horas de la noche de ayer martes se produjo un hecho delictivo que involucró a toda una cuadra de viviendas en la calle Rivadavia, entre Malvar y Pintos y República de Chile. Como resultado del mismo, resultó herida una mujer que ya fue dada de alta. En la misma cuadra se encuentra ubicado el estudio de un conocido abogado penalista local, el doctor José Pedro Peluffo, quien en ese momento se entrevistaba con la madre de la mujer lesionada.

A efectos de conocer detalles del hecho que provocó preocupación en el vecindario, colegas del Diario La Calle entrevistaron al jefe de policía departamental, comisario mayor Miguel Anselmo Pérez.

El jefe policial manifestó que “pasadas las 20:00 horas del martes, tomamos conocimiento de que se habían producido disparos con un arma de fuego en calle Rivadavia, entre Malvar y Pintos y República de Chile”.

Con relación a la mecánica del hecho agregó “según algunos testimonios recogidos una moto de 110cc, dobló desde Malvar y Pintos y uno de los dos sujetos que la tripulaban disparó doce veces mientras el vehículo avanzaba a lo largo de la cuadra, tras lo cual se dieron a la fuga”. De estos testimonios se supo también que “ambas personas llevaban los cascos colocados”.

Con relación a la cantidad de disparos afirmó que fueron “12 disparos con una arma calibre 9mm. Algunos de los proyectiles dieron en paredes de los distintos domicilios y otros en automóviles que estaban estacionados en la cuadra. Uno de esos disparos ingresó al habitáculo de un Toyota Corolla en cuyo interior una mujer y su hijo esperaban a la progenitora de la primera, quien en ese momento estaba reunida con un conocido abogado local, cuyo estudio se encuentra en esa cuadra”.

“Fue una desgracia con suerte – manifestó- porque la bala si bien hirió a la mujer no fue una lesión grave. El proyectil ingresó por su pierna derecha salió y le quedó alojado en la izquierda. Anoche a la medianoche ya había sido dada de alta”.

En cuanto a las causas del ataque a balazos,  reconoció que es materia de investigación. “No conocemos las causas de los disparos. Suponemos que no fue intenciones de lesionar, sino de amedrentar porque no había gente en la calle, excepto en el auto donde estaban la mujer lesionada y su hijo, pero no se podía ver si  el vehículo estaba ocupado pues  tiene vidrios polarizados y estos estaban bajos”.

La calle

Escucha aquí ((GÉNESIS 102.5 FM)) Clásicos las 24 horas!