Sucedió este lunes a la madrugada en una vivienda de barrio San Miguel. La familia Taravini sólo sufrió pérdidas materiales.

Los primeros indicios indican que habría ingresado una persona con la intención de sustraer garrafas.

La crónica da cuenta que en horas de la madrugada, la señora dueña de casa se despertó y vio que en el fondo del lavadero había fuego por lo que inmediatamente se comunicó con su hija y llamaron a los bomberos.

Contó que previamente escuchó ruidos y notó que personas desconocidas encendieron la luz de una de las habitaciones. Agregó que vio a una persona de sexo masculino, flaco y alto dentro de su domicilio.

En el momento del siniestro se encontraban en la casa tres personas de sexo femenino (la señora recién operada, su hija y una pequeña)

Las mujeres intentaron sacar una moto pero no pudieron por el intenso humo, por lo que lamentablemente esta fue devorada por las llamas. En la vivienda las pérdidas fueron importantes, consumiendo el lavadero y la cocina. Sólo pudieron recuperar algo de ropa.

Luego del siniestro, se encontraron garrafas desparramadas en el lugar, incluso otras que no eran de esa propiedad, por lo que se presume que habían sido sustraídas en otra casa.

Aparentemente cuando la señora advierte la presencia del sujeto dentro de su domicilio, éste sale corriendo dejando abandonadas las mismas.

Trabajaron en el lugar efectivos de Bomberos Voluntarios y personal de la Comisaría San José recolectando pistas que permitan dar con los autores del hecho. Según se pudo saber, se solicitó la presencia de peritos para tratar de establecer las causas del incendio. Una de las hipótesis que se maneja es que probablemente, el fuego se haya iniciado por el uso de papeles para alumbrarse por parte de los ladrones. (San José web)

DEJA UNA RESPUESTA