Durante la tarde del domingo, una mujer debió recurrir al inusual pedido. Es que el anillo se le había quedado atascado en uno de sus dedos de la mano.

Según se informó desde el cuerpo activo de Bomberos Voluntarios de Concordia, todo sucedió durante la tarde del domingo, cuando Lucrecia – de 33 años – solicitó ayuda al personal de guardia. El pedido era para que le puedan “extraer un anillo”, ya que no lo podía retirar y “tenía muy inflamado el dedo».

 

Extracción

Los bomberos debieron realizarle maniobras de extracción, con la utilización de alicates y demás elementos de protección personal. Afortunadamente, se logró cortar y retirar el anillo del dedo anular de su mano derecha.

Desde el cuartel local, recomendaron que “estas maniobras son riesgosas y pueden ocasionar lesiones durante el proceso de retirada”, por lo que se pide “no utilizar este tipo de anillos (acero quirúrgico) por el riesgo que conlleva el sufrir algún enganche en superficie y que pueden causar graves lesiones o incluso la amputación del dedo”.

Además, se aclaró, “en caso de tener que cortarlos, son muy resistentes”. (Diario Río Uruguay)