Ilustrativa

«Toda mi familia lamentablemente está infectada», lamentó un peluquero de Santa Ana, cuyo caso fue el segundo detectado en esa localidad. Lo que significó el brote de COVID-19 para la pequeña comunidad.

Guillermo Erizaga es uno de los 50 pacientes que dio positivo para coronavirus en la localidad de Santa Ana. A 12 días de haber recibido el diagnostico, el peluquero, de 30 años, contó a Elonce TV cómo transita la enfermedad y lo que significó el brote de COVID-19 para la pequeña comunidad.

«Me expuse en mis redes sociales, di mi nombre y dije que tenía COVID-19 porque hay gente que quizás estuvo conmigo y esas personas tienen que tomar conciencia», aseguró Erizaga al dar cuenta que lo hizo «pensando en los demás».

«Desde que me hice el hisopado y me citaron porque había dado positivo, empecé el aislamiento; a los diez días te vuelven a hisopar y me salió positivo. Ahora tengo que esperar diez días más para volver a hacérmelo», explicó el muchacho, cuyo diagnóstico fue el segundo caso detectado en Santa Ana.

«Cuando detectaron el primer caso en Santa Ana, yo tenía mis dudas y cuando a él le dio positivo, tomé conciencia y fue a hacerme el hisopado porque yo había tenido contacto con ese chico, le había cortado el pelo», aseguró.

En la oportunidad, Erizaga reconoció que no sabe cómo se contagió de COVID-19. «No sé si yo lo contagié a él o el me contagio a mí. Tengo una peluquería, un día le corte el pelo a él, pero jamás salí de mi pueblo y hoy lo estoy padeciendo», recalcó.

«Al hospital fui un jueves, me dejaron aislado dos días y el sábado me dieron el resultado que dio positivo. Todos los días teníamos controles, dos veces al día, nos tomaban la temperatura, y cuando me detectaron que era dispositivo, me alojaron en las Termas de Chajarí», rememoró.

En relación a los síntomas, el paciente recordó que estuvo «tres noches con pequeños estados de fiebre, pero mínima, y un día con dolor de cabeza».

«Cuando fui a hacerme el hisopado, ya estaba mejor», comentó.

Actualmente, Erizaga contó que se encuentra aislado en su casa en Santa Ana, junto a su novia. «Toda mi familia lamentablemente está infectada», indicó.

«Mi novia y seis familiares más dieron positivo para COVID-19», lamentó. «No es fácil, porque cuando te detectan coronavirus, uno piensa en sus familiares, en los que están al lado, se vienen muchas cosas feas porque pensás que te van a discriminar por tener la enfermedad, pero cuando pasaron los días, la gente se dio cuenta que no era así», valoró.

«A los 50 casos, el pueblo nos apoya», estimó al remarcar: «De los 50 casos detectados, todos presentan buena salud, nadie tiene síntomas», remarcó.

«Capas un chico era asintomático, lo tuvo y se dio que anduvo repartiendo por todos lados», comentó, al tiempo que aclaró: «Ninguno se echa la culpa porque no sabemos quién se contagió primero».

En sentido, el joven destacó la asistencia que reciben de parte del municipio de Santa Ana. Y según explicó, el centro de salud del pueblo coordina con el hospital Santa Rosa de Chajarí, los traslados de pacientes para hisopados. (Elonce)