Bajo el lema “En defensa de la República y la Libertad” el sector agropecuario realizará una movilización a nivel nacional, y expresará una vez más su malestar por el avance del gobierno sobre la propiedad privada, a partir de la decisión de intervenir y expropiar la empresa agroexportadora Vicentín. Más de 50 distritos del país adhieren a la convocatoria.

La misma se realizará este sábado mediante un “banderazo” a partir de las 16. El corazón de la protesta será una vez más la ciudad de Avellaneda, en el norte santafesino. Una zona que desde hace días se encuentra convulsionada por la reacción de la ciudadanía en defensa de Vicentin, y expresando su malestar y preocupación por la decisión adoptada por el Gobierno de intervenir una empresa que se encuentra en convocatoria de acreedores, y de avanzar con la expropiación de la misma.

Alertando a todos los asistentes a la protesta a que utilicen barbijos y mantengan el distanciamiento social en medio de la cuarentena para prevenir el coronavirus, los organizadores tratan de minimizar críticas que llegan por el avance de la pandemia, por ejemplo, en la provincia de Chaco, que está muy cerca del norte de Santa Fe, donde está centrado el reclamo por tratarse la región en la que opera desde hace 90 años la empresa Vicentin.

Muchas entidades rurales del interior y productores autoconvocados están organizando la convocatoria. Esta semana, mediante una Asamblea virtual los autoconvocados del noreste de Buenos Aires, que adhieren a la movilización del sábado, dijeron que con el caso Vicentin, “está en peligro la propiedad privada”, y agregaron: “Vemos con inmensa preocupación que el Ejecutivo claramente avanza sobre el poder judicial, y abre las puertas para que toda la cadena empresarial, agroindustrial y agroalimentaria se encuentre en situación de riesgo de intervención estatal con o sin fin expropiatorio”.

“No estamos de acuerdo en expropiar la propiedad privada. El país se ha desarrollado en base a empresas como Vicentin, y es nuestro recurso humano que ha hecho grande a la región, y nosotros tenemos que defenderlo más allá que podamos opinar igual o no en algunas cuestiones”, manifestó el intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpín.