Imagen ilustrativa

El intendente Pedro Galimberti refirió a los protocolos elevados con pedidos pendientes de rehabilitación como gimnasios, academias, bares, restaurantes, jardines maternales, hoteles, entre otros.

Expectante con lo que pueda anunciar en las próximas horas el gobernador Gustavo Bordet, anticipó que también se está elaborando un protocolo para los clubes y los centros de primera infancia municipales.

En ese marco, el jefe comunal de Chajarí refirió a las intenciones de avanzar en la habilitación de algunos rubros más allá de los que disponga la provincia.

 

“Se debe avanzar más rápidamente”

“Si no hay definiciones, nos estamos contactando con varios intendentes y estamos haciendo alguna movida para tratar de habilitarlos de alguna manera. Nosotros no queremos desconocer la autoridad que tiene la provincia, pero entendemos que se debe avanzar un poco más rápidamente en estas cosas. Si aparece un caso y hay que dar marcha atrás, habrá que ser inflexibles y dar marcha atrás”, enfatizó Galimberti.

Recordó que “hace 70 días que estamos en esta situación. Uno apoya que la cuarentena había que establecerla pero hay actividades que se pueden desarrollar porque están en las mismas condiciones que otras habilitadas”.

 

Pide más control en las fronteras provinciales

“Me parece que daría para intentar. Esto nos obligará a ser cuidadosos. Me parece importante el control, nos piden más controles”, enfatizó y mencionó que “el municipio se ha hecho cargo de eso, pero también es cierto que los controles se tienen dar en las limitaciones geográficas de la provincia, porque sino cada municipio tiene que hacer un montón de controles y segundo, lo más importante, esto se trata de los otros controles a cada persona más allá de tomarles la temperatura”, apuntó.

Agregó: “Esto es un virus, acá hay una gripe, letal, muy contagiosa y entendemos que el cuidado depende de cada una de las personas y el municipio está haciendo todos los esfuerzos posibles”.

Consideró que con los controles rigurosos en los ingresos a la provincia, “mejoraría el cuidado hacia adentro, y una reapertura de actividades de la provincia”.

Galimberti aludió a los efectos de la cuarentena: “Hay otras circunstancias que están siendo perjudiciales para la salud de nuestros vecinos, que tiene que ver con la salud emocional, psíquica y psiquiátrica”, resaltó.

Destacó, por último, que no se presentaron casos de coronavirus en la ciudad ni en el departamento e insistió en los controles “más rigurosos” en los ingresos a la provincia.

Radio Chajarí – Chajarí al Día