Guillermo Villamonte es sub jefe del Servicio de Odontología del Hospital y Vicepresidente del  Colegio de Odontólogos de la provincia.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio empeoró la situación de los Odontólogos, que ya padecían el desabastecimiento de insumos. No pueden trabajar y piden medidas al gobierno que mitigue la situación.

El sub jefe del servicio de Odontología del Hospital Centenario, Dr. Guillermo Villamonte, afirmó, en diálogo con EL ARGENTINO: “Venimos golpeados porque los insumos nuestros han subido demasiado, lo que no ha sido acompañado por las obras sociales.  Aproximadamente entre abril de 2018 hasta marzo de 2020, los costos de un consultorio han aumentado un promedio del 48 por ciento, hablando en términos generales”.

“En esta cuarentena debimos cerrar los consultorios por recomendación de las entidades de especialistas en infectología y atender solamente urgencias, patologías que no pueden esperar, como abscesos, hemorragias, dolor dentario, fracturas, lo que aplica también para el servicio público, lo que también recomendó la Comisión de emergencia”, señaló.

“Hay una gran preocupación dentro de la comunidad odontológica, porque los odontólogos debimos cerrar nuestros consultorios. Y atender una urgencia es nada frente a la cantidad de gastos fijos que mensualmente debemos afrontar”.

“En mi caso -continuó Villamonte- tengo un sueldo por mi carrera hospitalaria. Pero hay Odontólogos que no trabajan en los servicios públicos, por lo que no tienen otro ingreso que el generado en su actividad particular”.

 

# No sólo el consultorio

Villamonte también es vicepresidente del Colegio de Odontólogos de la provincia, entidad que matricula a los profesionales.

“También hay una preocupación importante de parte de los odontólogos por el pago de la cuota que cobra el Colegio para su funcionamiento y para los servicios solidarios”, agregó, detallando sobre esto último que es un fondo del que se dispone “para cuando un colegiado sufre una incapacidad temporal o la colegiada tiene familia, o se requiere medicina de alta complejidad, por ejemplo, situaciones en las que el Colegio va en su ayuda”.

“Y a esto se suma la cuota de la Caja de previsión -aquí aclaró “formamos parte de la Caja de previsión de Médicos Bioquímicos de Entre Ríos”- que funciona por módulos. El monto mínimo   de un aporte es de 4.300 mensuales para la jubilación, que debemos hacerlo”.

 

# Alta exposición al virus

“Esta es una situación especial, que jamás previmos que íbamos a tener”, dijo Villamonte, para agregar “creo que la salida será muy dura porque epidemiológicamente esto no se termina el 12 de abril ni el 1 de mayo”.

“Si bien se podrá levantar la cuarentena, la forma que vamos a tener de trabajar los odontólogos será muy distinta. Incluso, un artículo del New York Times nos ubica como los más expuestos al contagio del virus, porque al trabajar, invadimos todas las indicaciones que se dan para el común de la gente”, explicó, aludiendo a las recomendaciones de público conocimiento.

“Trabajamos a menos de un metro de distancia de la persona, generamos aerosoles en forma permanente con nuestras turbinas, tenemos espacios reducidos, manipulamos en su boca, con la saliva y la sangre del paciente, por lo que estamos muy expuestos.  Así como antes tomábamos las medidas de bioseguridad, en este momento tenemos que extremarlas. La posibilidad de trabajar implicará aumentar el material de bioseguridad, modificando los tiempos por paciente, porque entre uno y otro no podrá haber menos de 30 minutos para hacer la desinfección, por lo que creo que nuestro trabajo va a cambiar mucho, hasta que esta pandemia esté controlada”.

“De manera que la situación de los mil quinientos odontólogos que tiene la provincia es bastante complicada”, aseveró.

“Por eso, a nivel nacional, la Federación Argentina de Colegios de Odontólogos -F.A.C.O.-   está pidiendo al Presidente medidas que nos ayuden”, dijo Villamonte.

 

# Pedido al Presidente

Como dijo nuestro entrevistado, la Federación Argentina de Colegios de Odontólogos envió una nota al presidente Alberto Fernández en la que luego de describir la situación que atraviesan y las particularidades del ejercicio de la profesión le solicitan “en modo urgente que se arbitren los medios para eximir mientras dure la actual situación de crisis sanitaria a los odontólogos de las siguientes obligaciones:

a)- Pago del monotributo en todas sus categorías, b) retenciones de ganancias e IVA, c)- de aportes como autónomos. d)- de aportes y contribuciones patronales para aquellos odontólogos que sean empleadores, e) eximición de aportes previsionales y de obra social f) eximición de pago del último anticipo del impuesto a las ganancias, g) prórroga de la obligación anual de presentación y pago de las declaraciones juradas del impuesto a las ganancias y de bienes personales, h) propiciar la suspensión del pago de ingresos brutos en las jurisdicciones que corresponda, i) suspensión de intereses recargos y/o multas tributarias hasta la finalización de la crisis sanitaria, j) facilitar créditos con facilidades extendidas con el objeto de permitir a los profesionales superar las dificultades financieras.

La  Federación Argentina de Colegios de Odontólogos solicita también   a las autoridades que se exima a todos los colegios de odontólogos del país de la obligación de pago de las cargas patronales y se las incluya dentro de las actividades que se ven seriamente afectadas por la emergencia sanitaria, para evitar a muy corto plazo despidos y/o graves problemas financieros

en dichas instituciones”, expresa la nota firmada por los odontólogos  Hugo Pereyra Morales y  Pablo R. Molina, Presidente y Secretario de la Mesa Ejecutiva de la Federación Argentina de Colegios de Odontólogos.

Diario El Argentino

Listen on Online Radio Box! PLAYLIST 102.5 FM