Un efectivo de la fuerza debió disparar en una pierna del agresor para que deponga su violenta actitud. Se encuentra hospitalizado y a disposición de la Justicia.

El hecho ocurrió en la localidad entrerriana de San Jaime de la Frontera, de acuerdo a lo que pudo saber Diario Río Uruguay. Allí el personal policial fue alertado de un conflicto familiar que se registraba en una vivienda del barrio Estación.

En forma inmediata, concurrió al lugar un móvil que estaba de recorrida preventiva y al llegar comprueba una situación de violencia familiar en una mujer con tres hijos menores que estaban siendo amenazados de muerte por el padre de la familia.

Al ver la presencia policial, el agresor comenzó a insultar a los uniformados y empuñó un arma blanca que tenía en su cintura, desatando una situación crítica y compleja que llevó a los efectivos de la fuerza a efectuar varios disparos intimidatorios con posta de gomas para que deponga su actitud.

Sin embargo, la situación violenta continuó y fue recién cuando intentó agredir a otro funcionario policial, cuando se le efectuó disparos de arma reglamentaria en una acción defensiva.

Finalmente se logró detener al agresor quien fue atendido en el hospital de esa localidad y luego derivado al hospital Santa Rosa de Chajarí, por padecer una herida en su pierna izquierda con fractura ósea.

El detenido se encuentra internado a disposición de fiscalía; en tanto que su ex pareja radicó la correspondiente denuncia por violencia de género y amenazas.

Listen on Online Radio Box! PLAYLIST 102.5 FM