Tres gendarmes fueron separados de sus funciones acusados de abuso de autoridad por haber obligado a caminar en cuclillas hasta sus casas a dos jóvenes que violaban el aislamiento obligatorio por el coronavirus en la villa 1-11-14 del barrio porteño de Flores, informaron hoy fuentes del Ministerio de Seguridad nacional.

VIDEO: Denuncian que policías «bailaron» a hombres que no acataron la cuarentena