La joven que tenía a su cargo a la pequeña que murió en un incendio en Gualeguaychú afirmó que la puerta de entrada a la casa estaba con candado pero la del fondo estaba abierta. Y dio detalles de la difícil situación familiar de la niña.

Vanesa, la joven de 24 años que estaba a cargo de Milagros, la niña de 3 años fallecida en el incendio ocurrido en la noche del lunes en una vivienda de Gualeguaychú manifestó que un cortocircuito pudo haber originado la fatalidad.

Asimismo, dio cuenta de que tuvo a Milagros a su cargo durante dos años porque la madre, que es hermana por parte de padre, tiene problemas de adicciones, y ella la crió junto a sus dos hijos, Emiliano de 9 años y Xiomara de 5.

Además, replicó los cuestionamientos recibidos en las últimas horas desde las redes sociales, al afirmar que «tengo 24 años y nunca salí de joda, me dediqué a cuidar a los chicos».

«La gente inventa y dice cosas malas sin saber cuál es la realidad porque no tienen vida propia. Yo me hice cargo con mis 24 años de la nena y le di todo mi afecto y contención y estoy segura de que ella fue muy feliz a nuestro lado», remarcó Vanesa.

 

El incendio

Sobre el incendio, y en coincidencia con su madre, Vanesa relató que después de las 20, ella se fue a hacer un mandado y Milagros quedó durmiendo, mientras su madre se preparaba para bañarse. Sus otros dos hijos fueron con su hermana al acto de asunción del intendente Martín Piaggio que se realizaba en el corsódromo, y ella fue a hacer unas compras a un almacén del barrio. La puerta de la habitación de Milagros quedó sin llave, y Vanesa puso candado en la puerta de entrada de la casa para evitar que la menor saliera.

«La nena podía salir porque la puerta de atrás estaba abierta y es la que daba a la vivienda de mi madre. Yo había ido a hacer un mandado y le dije a mi madre que se quedaba la nena durmiendo en su habitación y ella aprovechó para pegarse un baño. En un momento dado mi madre sitió una explosión y cuando salió se dio cuenta que se estaba prendiendo fuego la casa», explicó.

Agregó que «la puerta que estaba con candado, que era la que daba a la calle, la cerrábamos para que ella no se escapara».

Añadió que «cuando me enteré que se producía el incendio salí corriendo y en menos de 5 minutos estaba en mi casa».

«Milagros no prendía encendedores, y vela no había en mi casa porque tenemos luz, por lo tanto es posible que se haya producido un cortocircuito», dijo sobre las posibles causas del incendio.

Agregó que «salí a hacer un mandado y habré hecho dos o tres cuadras, que me llamaron», y cuestionó el trabajo de los Bomberos «porque yo les decía que había una nena y no me hacían caso».

También resaltó en Radio Máxima que declaró «frente a la policía todo lo que había ocurrido cuando me presenté en la Comisaría del Menor».

Difícil situación familiar

Vanesa contó que la nena no quería ir con la madre y eso lo expresó frente a gente de la justicia. «Nadie quería hacerse cargo de Milagros y yo me quedaba con ella cuando la madre biológica se iba con hombres por lo que me la dejaba».

«Siempre luché sola con los tres chicos dando lo mejor y nunca abandoné a ellos para salir de joda porque se lo que es la responsabilidad», subrayó Vanesa.

«Me genera mucha indignación que se digan cosas de mí que no son ciertas», dijo.

Sobre la nena y su madre, expresó que «Milagros estaba muy bien conmigo y con mis otros hijos. La madre se drogaba y la pasaba muy mal cuando estaba con ella por lo tanto se la sacaron y me dieron la tenencia a mí».

«Nunca se presentó en el COPNAF la madre para hacerse cargo de la nena», manifestó finalmente. (El Once)