La concordiense Agustina Valdéz protagonizó este domingo un accidente en el hipódromo de Tandil, en el cierre de la temporada turfística. A pocos metros de la llegada, «la yegua se me disparó al revés» y cayó. Sufrió fractura de pelvis.

Este domingo se desarrolló en el hipódromo de Tandil la última competencia de la temporada con un programa de ocho carreras. En la séptima compitió la jocketa entrerriana, oriunda de Concordia, Agustina Valdez que con Doctora Sofía (del stud local Los Artistas) sufrió una brava rodada.

La joven debió ser atendida inmediatamente por este accidente que sufrió en la pista al momento que disputaba el premio Basilio Pérez, en una distancia de 1.300 metros.

Según dieron cuenta los sitios de turf, donde abundaron los mensajes de solidaridad y pronta recuperación, la alumna de la escuela de aprendices del Jockey Club de San Isidro «sufrió fractura de pelvis. Su estado general es bueno y no hay mayores peligros. Simplemente está muy angustiada y abrumada debido a los dolores lógicos de tan molesta fractura. En las siguientes horas el traumatólogo evaluará y tomará una decisión para ver si es necesario una intervención quirúrgica en la zona de la lesión. Estrellas del Turf te dice: Fuerza Agus, mira hacia el futuro, todas las jocketas y jockeys en actividad sufrieron revolcones y volvieron con más entereza, vos no serás la excepción».

«La yegua se me disparó al revés y, al no poder pararla, choqué contra toda una empalizada», contó Valdéz a Uno y luego agregó que está haciendo reposo para después volver con más fuerzas».

Ya pasado el mal momento, la joven expresó que deberá estar un mes fuera de las pistas. Y según consignó, dada la gravedad del golpe sufrido, la sacó barata.

Esta caída del domingo, es la segunda que sufre Agustina en lo que va del año. En marzo también se había caído del caballo y perdió el conocimiento. Estuvo dos días internadas y se sobrepuso. A pesar de la desconfianza que le agarró, volvió a las pistas.

Ahora deberá recuperarse y una vez que tenga el alta médica volver con más coraje para alcanzar sus objetivos. (El Once)