Una joven madre, con sus hijos de 6 y 8 años de edad, la última semana quedó en situación de calle en Villa Elisa, a raíz de una seguidilla de situaciones económicas y familiares que debió afrontar.

Sin dinero ni lugar adonde ir, terminó trasladándose el viernes hasta la Estación Elisa del Ferroclub Central Entrerriano, donde se instaló con sus dos criaturas y algunas pertenencias que pudo rescatar del lugar que estaba habitando anteriormente, que debió abandonar.

Al viralizarse su situación a través de las redes sociales, en pocas horas se acercaron varios vecinos hasta la vieja estación ferroviaria, con el objetivo de solidarizarse y hacer entrega de algunas donaciones para paliar la situación que esta familia se encontraba atravesando.

Simultáneamente a la solidaridad de los elisenses, surgieron las críticas al Área de Desarrollo Social de la municipalidad, que aparentemente no habría respondido, en forma concreta y efectiva, a los sucesivos pedidos de asistencia como tampoco a la advertencia de esta madre respecto a su problemática habitacional e inminente desalojo.

Finalmente, la ayuda oficial llegó y esta familia recibió un lugar donde permanecer alojada temporalmente, hasta que su caso pueda resolverse de manera definitiva.

El Entre Ríos