El gobierno de China habilitó al Frigorífico Alberdi, de Oro Verde, Entre Ríos, para comenzar a exportar carne congelada. La noticia genera expectativas en el sector, dado la amplia demanda del gigante asiático: “Se llevan todo”, señalan los conocedores de aquel mercado.

Una vez que se aprueben los rótulos, se establezcan los contactos con los potenciales clientes y se cierren los negocios, las exportaciones comenzarían. El plazo está estimado en unos dos meses.

Las autoridades del frigorífico, habían informado a Dos Florines, en agosto pasado, que el objetivo central era exportar a China y en función de ello se implementó una política de inversiones para aumentar la faena.

La habilitación para exportar a China, destacaron en agosto –cuando se anunció la fusión de los grupos Lequio y Olio–, “es nuestro incentivo” porque “tenemos una proyección para hacer una ampliación de la planta, una obra de 22 millones de dólares –de capitales argentinos– para producir el doble, es decir 18.000 cabezas, facturar el doble y poder abastecer el mercado chino. Eso va a generar unas 250 fuentes de trabajo más”.

 Dos Florines