Una curiosa historia se está desarrollando en la ciudad, ya que los dueños de una agencia buscan a una persona que tuvo la fortuna de ganar una jugada de quiniela.

Para intentar conocer un poco más lo ocurrido, la redacción del diario local La Calle se comunicó con María Alejandra Volpe, esposa del dueño del comercio.

¿Cómo se puede resumir esta historia?

Es una boleta de quiniela nocturna del viernes 15 de noviembre y tiene tiempo para cobrarlo hasta el 2 de diciembre. Hemos vendido varios premios este año con cuatro cifras, pero nadie ha apostado tanto dinero, este señor, por lo que deducimos, realizó una jugada por un monto estimado entre 300 y 400 pesos. No todos juegan esa cantidad de dinero. Los que han sacado cuatro cifras, habitualmente se presentan al otro día, nos preguntan cuáles son los pasos a seguir para cobrar el premio y luego siguen ellos con los trámites. Nunca nos pasó de haber vendido una boleta ganadora y que pase tanto tiempo sin que el ganador se presente.

¿Tienen registro visual de las personas que pasan por la agencia?

Los clientes de nuestra quiniela son más o menos los mismos, incluso algunos llegan a venir dos o tres veces en el día a realizar diferentes jugadas. Nuestros clientes están más o menos identificados y me animo a decirte que, en muchos casos, sabemos cuáles son los números que juegan. Estamos ante la presencia de un cliente extraño, que no juega asiduamente en nuestra agencia y debido a esto se nos complica dar con esta persona.

¿Tienen cámaras de seguridad como para intentar detectar a esta persona?

Sí, pero la agencia está abierta diez horas al día, por lo que nos resulta imposible mirar todo el material disponible. Si bien creemos que la jugada se realizó el viernes, hay una posibilidad de que haya vendido en algún momento del jueves. Somos tres los que trabajamos en la agencia, pero ninguno se acuerda de la cara del ganador. Te repito, memorizamos ciertos rostros, pero no nos quedan todos.

¿Qué crees que pueda estar ocurriendo con el ganador?

Creemos que puede estar enterado del método para cobrar el premio, entonces existe la posibilidad de que viaje en algún momento a cobrar. Nosotros tenemos un método por el cual nos enteramos cuándo cobran los ganadores, ya que nos avisan mediante un mail oficial o nos llaman por teléfono, pero hasta el momento nadie se presentó en Paraná para cobrar la plata. Puede ser que el señor esté esperando unos días, ya que es un monto grande que ronda el medio millón de pesos. Nuestra búsqueda se debe a que contamos con el servicio de traslado del cliente hasta Paraná, para que este pueda efectivizar el cobro.

 

Un nuevo ganador en la misma agencia

Sobre el cierre de la entrevista, cuando el cronista de este medio estaba terminando con la entrevista, María Alejandra contó con un tono alegre que: “Antes de cortar, te cuento que acaba de venir una vecina a avisarnos que hoy volvieron a sacar las cuatro cifras en nuestra agencia. En este caso tenemos identificada a la ganadora, ya que es clienta nuestra y se acaba de alzar con un importante premio”.

La calle