«Es nuestra obligación como instructores que ese joven realmente tenga sentido de pertenencia y sienta a la Policía de Entre Ríos como su segunda casa», indicó el titular de la Escuela de Oficiales.

Hasta el 31 de octubre están abiertas las inscripciones para el ingreso a la Escuela Superior de Oficiales de Policía «Dr. Salvador Maciá».

«Estamos promocionando el ingreso para el ciclo lectivo 2020 y los requisitos son los de estilo, tener entre 18 y 27 años de edad, tener estudio secundario aprobado y rendir los exámenes de admisión, pero, básicamente, jóvenes comprometidos y con ganas de ser oficiales de Policía», reafirmó el titular de la institución, Guillermo Borghello.

Según se informó, la fecha de inscripción podría ser prorrogada unos días más. «Las puertas están abiertas para todas las personas y no hay cupos máximos para ingresar», recalcó el comisario.

«La escuela tiene un cursado de tres años en carácter de internado, mientras los que el Estado provincial paga una beca para que el cadete pueda sostenerse y hacerse cargo de gastos eventuales que pueda tener, como la compra de uniformes o viajes socio-culturales», detalló Borghello. Y continuó: «Recibimos a cadetes de toda la provincia, de distintas clases sociales y distinto nivel socio-cultural, y a todos tenemos que darle una formación integral que incluye, entre otras cosas, viajes socio-culturales porque en primer año se conoce la provincia, en segundo año se viaja a Mendoza y en tercero, a Europa».

De hecho, el viaje al Vaticano está previsto para 4 de diciembre y la audiencia de los cadetes con su Santidad el Papa Francisco fue pautada para las 9 de la mañana.

«Todo eso se costea a través de la beca que paga el Estado provincial», valoró Borghello.

De acuerdo a los datos a los que accedió Elonce TV, la beca económica, en primer año ronda los 19.000 pesos, y en tercero, asciende a 31.000 pesos.

«Se rinden los exámenes de admisión y en febrero de 2020 vamos a incorporar a esos postulantes», destacó el comisario, al tiempo que comentó: «Ingresan alrededor de 150 cadetes al primer año y se recibe un promedio de 50 a 70 cadetes».

«Se hace hincapié en que ingresen jóvenes que se respeten a sí mismos, a terceros, y ante todo, la vida de las personas», insistió Borghello. También comentó que «a fin de año los cadetes tienen la obligación de rendir las 39 materias, son 13 asignaturas por año, y no pueden llevarse previas de un año al otro».

Respecto de la vida del cadete, el comisario comentó que «cuando ingresan, vemos que no saben tenderse la cama, que no les gusta levantarse temprano o que los oficiales instructores les demos órdenes».

«El filtro se da durante los primeros seis meses cuando se incorporan porque es cuando la persona debe adaptarse al régimen interno, a las reglas para casi todo y sabiendo que el cadete está internado desde el domingo a la noche hasta el viernes al mediodía», explicó.

«A los que no tienen esa vocación de servicio tan marcada, es nuestro trabajo como instructores a lo largo de estos tres años que ellos tengan ese sentido de pertenencia y empiecen a querer la institución», animó el responsable de la Escuela Superior de Oficiales de Policía.

Finalmente y al consultarle a Borghello respecto a tomar el ingreso a la Escuela de Policía como una salida laboral, éste reconoció que «hay muchos cadetes que ingresan por una necesidad laboral», pero de acuerdo a lo que remarco, «es nuestra obligación como instructores que ese joven realmente tenga sentido de pertenencia y sienta a la Policía de Entre Ríos como su segunda casa».

El Once