La planta ubicada en Gualeguay está cerrada desde hace 2 años por decisión de la familia Veronessi de Gualeguaychú.

El frigorífico de equinos de Gualeguay quedó al borde de su reapertura según estableció el fallo judicial del 28 de agosto pasado, del juez comercial Héctor Chomer, que tiene a su cargo la causa de la quiebra de la empresa Frigorífico Equino de Entre Ríos.

En su fallo, el magistrado autorizó el alquiler de la planta a la cooperativa de trabajadores y dejó la puerta abierta para una futura venta. El contador de la Cooperativa adelantó que, en pocos meses, la planta podría estar en condiciones de ser reabierta.

“Es una muy buena noticia para todos los trabajadores. Desde 2017 venimos trabajando con un grupo en la Cooperativa y surgió la idea. Incluso se pensó que ellos mismos podrían pedir la quiebra, pero solicitando la continuidad”, reveló el contador Roberto Martinolich que pertenece a la Cooperativa de Trabajadores.

“Esta resolución del Juez Chomer después de obtener la matrícula definitiva, que llevó mucho esfuerzo conseguirla, es dar en locación con posibilidad de adquirir la planta con el pasivo que la empresa tiene con los trabajadores. Por eso da un plazo y considera conveniente arrendar la planta”, agregó el contador.

Martinolich advirtió que el pasivo laboral podría servir para compensar el valor de la planta. “Nuestra alegría es que la cooperativa tenga el frigorífico y pueda empezar a producir. Hay que repararlo para ponerlo en marcha y conseguir las habilitaciones correspondientes”.

El proceso que arrancó en el 2017 cuando el frigorífico cerró las puertas ha tenido idas y vueltas. Maritinolich dijo que cuentan con el apoyo provincial y municipal para la reactivación. Informó que sólo el monto de la deuda con los empleados asciende a más 40 millones de pesos, sin intereses. El resto es con AFIP, Enersa y uno de los socios que también reclama. “Este pide unos 5 millones por una prefinanciaciones. Esta planta cerró por un conflicto familiar. Pero el laboral es el mayor pasivo que hay”.

 

LA PALABRA DE LOS TRABAJADORES

Rubén Magallán, integrante de la Cooperativa de trabajadores de FEERSA, dijo “era lo que estábamos esperando todos. Darnos el frigorífico para explotarlo fue una gran noticia e imagino que para Gualeguay también, ya que es una fuente de trabajo más que se está por reabrir. La lucha fue ardua pero siempre tuvimos en mente que queríamos volver a trabajar”.

Asimismo, expresó: “Desde el momento que nos anoticiaron nuestros abogados significó una gran alegría para nosotros y nuestras familias, solamente nosotros sabemos lo que hemos pasado. Es una felicidad inmensa. Ahora viene lo más lindo”.

Adelantó que se buscó un seguro del personal, las habilitaciones de SENASA, y la restitución de la energía.

Fuente: Día de Gualeguay – Debate Pregón