Desde la Asociación de Clínicas de Entre Ríos (Acler) aseguran que se agrava la crisis del sector y es notoria la falta de insumos básicos en las 54 instituciones nucleadas en la asociación.

Acler representa a 50 instituciones de la provincia y hay otras cuatro más en Concordia, y la mayoría sufre la falta de financiamiento y la presión impositiva.

Las autoridades de la Asociación dejaron en claro que, si bien la situación de agobio económico del sector no es nueva, hoy se acentúa a tal punto que en los sanatorios faltan medicamentos, materiales descartables y hasta elementos de uso diario.

La mayoría de los insumos que utilizan son en dólares y registran un importante aumento; por eso, muchos laboratorios y proveedores no están entregando sus productos, debido a las fluctuaciones de la divisa, o bien lo hacen pero sin un precio final.

«Hoy estamos tropezando con que no hay insumos disponibles o los proveedores te mandan los productos sin precio y no se puede trabajar firmando remitos en blanco», indicó Miguel Ángel Schnitman, protesorero de ACLER.

Las clínicas y sanatorios privados son responsables de la atención del 55% de la población. Es por eso que los médicos nucleados reclaman, en adelante, otra relación con el Estado. «No queremos tener injerencia, sino participación directa en materia de salud y además, una verdadera política en la materia», sostuvo.

En tanto el presidente de ACLER, Víctor Lozze sostuvo que en este rubro no se puede apagar la luz, cortar el gas y ni el agua. «Queremos ser escuchados y participar de las decisiones del sector», indicó.

UNO