Repudiable hecho en Concepción del Uruguay: Desconocidos perpetraron cuantioso robo de elementos y provocaron daños en la Escuela N° 36

Todo delito contra la propiedad es repudiable y genera malestar en la comunidad, pero mucho más aun cuando quien resulta víctima del accionar de delincuentes es un establecimiento de educación.

Esto es lo que sucedió este miércoles en horas de la mañana, cuando los docentes de la Escuela N° 36, “Esteban Etchevería”, llegaron como cada mañana para dar inicio a las clases y se encontraron con un escenario lamentable.

Vidrios rotos, puertas forzadas, armarios destrozados, persianas arrancadas, elementos esparcidos dentro de las instalaciones y el faltante de una gran cantidad de elementos y mercaderías, que sin dudas genera un perjuicio más que importante a la institución, que está bajo la dirección de la docente Patricia Boussenard.

En dialogó con maestras que se encontraban trabajando en la organización de los sectores afectados por la incursión de estos inadaptados, solicitaron a la comunidad que esté atenta ante la posibilidad de que se estén ofreciendo estos efectos robados a la venta, para que den inmediato aviso a la Policía.

Según señalaran las maestras, los ladrones entraron aparentemente saltando un tapial, para luego forzar la puerta de acceso a la cocina de maestranza, para así transitar por el interiro del edificio provocando más daños.

De acuerdo a lo analizado hasta el momento, los intrusos (que serían mayores y menores dadas la huellas halladas en el lugar), se apoderaron de numerosas pelotas de Hándbol, Básquet y Vóley; redes, conos y aros de básquet; materiales de artes visuales como ser pinceles, rodillos, lápices, cajas de tizas, gomas, carpetas y reglas, entre otras cosas; instrumentos de música como flautas, triángulos y panderetas; sustrajeron la totalidad de las golosinas del kiosco de la escuela; robaron yerba y otras mercaderías; sustrajeron numerosos fluoresentes, pavas eléctricas y utensilios, dejando destrozos de consideración, entre estos los numerosos candados violentados, pero no pudieron entrar a otras aulas porque estaban cerradas o como en el caso del comedor y una de las aulas traseras, al violentar los postigos de aluminio, se encontraron con rejas, observándose en el lugar algunos efectos preparados que aparentemente no pudieron ser llevados y otros tirados en el patio trasero que seguramente habrán perdido en la huida.

Desde el establecimiento señalaron que se agradecerá cualquier tipo de ayuda que se pueda recibir por parte de la comunidad, ya sea para reponer elementos y candados o de mano de obra para reparar los destrozos que dejaron estos sujetos.

El grupo de maestras no se dejan amedrentar y pese al dolor de lo que esto representa, destacaron que continuarán trabajando y con más ganas, pero por el momento seguirán abocadas a la organización de los actos del 9 de Julio y otros eventos ya programados.

La directora de la Escuela radicó la denuncia en la Comisaría Tercera, tomando intervención las Divisiones Investigaciones y Criminalística. (03442)

DEJA UNA RESPUESTA