Un grupo de trabajadores cartoneros, se concentraron este lunes en esquina de calles San Martín y Juan Perón (plaza Ramírez) para reclamar se les conceda una audiencia con autoridades municipales de Concepción del Uruguay.

El reclamo principal de estos vecinos, es que se les permita trabajar con sus carros en la zona urbana de la ciudad, oponiéndose a la prohibición de fracción a sangre, ya que consideran que este es su único modo de vida.

En dialogó con Andrés Díaz, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), que forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CETEP) y Federación de Cartoneros, quien señaló que son ellos quienes están organizando la parte gremial de ese sector.

“Hoy estamos planteando la necesidad de los compañeros, en un momento muy difícil y con una situación económica complicada. Queremos hablar con las autoridades municipales, con las que ya intentamos hacerlo pero sin respuestas. Tenemos proyectos de recolección de residuos, propuestas para la tracción a sangre y vemos que se generó una discusión en la sociedad, de la cual no somos parte y por eso queremos ser escuchados”, señaló Díaz. Que espera tener la oportunidad del diálogo.

“Hay una estigmatización por parte de la sociedad para con los carreros, en lo que respeta al mal trato animal y al trabajo infantil, pero los cierto es que esto no es así en general, más allá de que haya algunos casos. Los carreros, con sus escasos recursos, intenta mantener al caballo en condiciones y el carro, por lo que pensamos que si fuéramos atendidos por las autoridades podríamos coordinar para mejorar la situación y de esa manera pactar donde puedan trabajar los compañeros”, destacó.

Díaz dijo que es importante que se dé la palaba a los trabajadores que hoy en día logran vivir con unos 300 pesos por día, pero que esto se complica con la monopolización de los residuos urbanos y la caída de esta fuente laboral.

“Hoy son unas familias que viven de del sector de la Economía Popular, en su mayoría del sector cartoneros y necesitan una seguridad para mantener su fuente de trabajo diario”, finalizó.

Tras esta nota, se pudo observar la llegada del secretario de Gobierno, Ricardo Vales, quien dialogó con los manifestantes, acordando que se dispondría un día y horario para una reunión con el intendente Lauritto, lo que llevó tranquilidad a los manifestantes. (03442)

DEJA UNA RESPUESTA