Ocurrió alrededor de las 3.30 de la madrugada, a la altura del kilómetro 12 de la ruta nacional 130. Los protagonistas: por un lado, el propietario de la firma avícola Noelma, Néstor Eggs (72); por el otro, un empleado suyo de 34 años de edad, identificado como Pablo Roude.

Una camioneta Toyota Hilux (dominio PQE 729), perteneciente a la empresa con base en el Departamento Colón, circulaba en sentido norte-sur, conducida por Eggs. “Transitando delante de él, en el mismo sentido, otro automóvil; y al ver que éste le da paso, avanza y no se percata que en el mismo sentido de circulación lo hacía una bicicleta”, de acuerdo al informe de la dependencia policial de Villa Elisa.

Se trata de un rodado 29 marca Zanith, conducido por un operario de una planta de la misma firma avícola, quien fue impactado por la parte delantera derecha de la camioneta. En efecto, resultó con lesiones de carácter grave e inmediatamente fue hospitalizado: sufrió fractura expuesta en una pierna, sin representar riesgo de vida.

Tomó conocimiento del hecho la fiscal de turno, Dra. Noelia Batto.