Luego de que el dueño de Serviave, Domingo Lopardo, anunciara la reapertura del frigorífico y la supuesta totalidad del pago de las quincenas salariales, los trabajadores salieron a desmentir sus dichos.

“No se pagó la quincena como tenía que pagarse”, indicó el delegado Pablo Calzia a colegas de LT11, ya que los trabajadores recibieron un monto menor, como tampoco se abonó la correspondiente a las semanas en la que la justicia cerró la planta por los dos casos de covid positivo en Serviave .

Por el período en que se obligó a cerrar Serviave por cuarentena, los trabajadores debían cobrar el valor de ocho horas diarias trabajadas, pero en pos de las negociaciones solicitaron que se paguen seis, pero la empresa tampoco aceptó y no pagó nada, alertó.

El delegado informó que el único dinero que les ingresó a las cuentas de los trabajadores que están en blanco fue el del ATP del gobierno en concepto de las quincenas pero ahora la empresa “ya lo está descontando”. “Es preocupante porque nadie pensó que se iba a descontar todo de una sola vez”, remarcó Calzia.

Recordemos que la planta frigorifica avicola de San Justo cuenta con la mitad de los trabajadores en negro, los cuales ni siquiera recibieron el ATP.

Con respecto a los protocolos de higiene y seguridad revelaron que no se brindó la indumentaria reglamentaria. “Se trabaja con la ropa que la gente tiene, y eso es lamentable”, reflexionó el representante de los trabajadores.

Calzia también recordó que luego del conflicto que obligó a los trabajadores a tomar la planta por casi un mes a fines de 2019 se firmó un acuerdo en la Secretaría de Trabajo en la que el titular de la empresa se comprometió a cumplir con una importante deuda que mantenía con los empleados.

“De ese acuerdo no se pagó nada y sigue todo igual”, contó. Restan abonarse vacaciones y aguinaldos de años anteriores, como las de este 2020 y el bono a cuenta de futuros aumentos de 4000 pesos decretado por la nación. (LT11)