La extensión de la medida hasta el fin de Semana Santa mantiene 34 actividades exceptuadas. La atención bancaria seguiría siendo acotada. Qué rubros podrían liberarse desde el 13 de abril y qué pasaría con las clases.

El presidente, Alberto Fernández, entiende que son alentadores los resultados del primer tramo de la cuarentena que arrancó el 20 de marzo. Este martes, el presidente firmó el DNU que la extiende hasta el 12 de abril a la medianoche.

El mandatario evalúa las medidas de coyuntura y hace un diagnóstico sobre lo que puede venir a partir del 13 de abril, el día que espera empezar a flexibilizar la cuarentena.

Si los días de aislamiento «duro» son efectivos y se aplana la curva de contagios, a partir del 13 el Gobierno prevé una flexibilización y autorizar actividades que ahora están frenadas.

Los comercios de rubros como el textil, zapatos o actividades que no son esenciales, podrían liberarse en alguna medida con horarios restringidos y un protocolo que establezca la cantidad de personal según la dimensión del local y cuántos clientes pueden permanecer de manera simultánea.

El Gobierno entiende, además, que se multiplicará el comercio online y la entrega a domicilio. La semana pasada se agregó la excepción para el envío de electrodomésticos y podría ampliarse para otros rubros.

«Hay que evaluar las características de cada sector, en qué ámbito se desarrolla, si es un espacio abierto o lugares cerrados y el perfil, sobre todo de edad, de los trabajadores», puntualiza un funcionario.

Ginés González García, el ministro de Salud, habló ayer de una «salida gradual» que contemple la protección de los grupos de riesgo.

El sector de la construcción, tanto público como privado, está en el menú de actividades a flexibilizar porque generar mano de obra intensiva y es un movilizador de la economía.

Siempre con un protocolo estricto sobre la cantidad de trabajadores según las dimensiones de la obra y con horarios acotados. Ahora solo está exceptuada la obra pública del sector salud. Está en estudio, incorporar otros segmentos de la infraestructura oficial

«Todo depende de que la cuarentena actual funcione y dé buenos resultados» detallan desde Olivos, adonde en la práctica se trasladó la actividad del Gobierno.

Hay un dato particular: el nivel de ocupación en el sistema de salud para asistir en la pandemia.

A su vez, no está previsto el reinicio de las clases a partir del 13 de abril. «Sabemos que no es lo mismo que las clases presenciales pero el seguimiento online está funcionando», dicen en gobierno y plantean que reabrir escuelas implicaría volcar a las calles a millones de personas. No va a ocurrir, asevera una publicación del diario Clarín.

Vilma Ibarra terminó de redactar este martes el decreto que además del texto original que impuso el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, incorpora los rubros que se «exceptuaron» más tarde, como ocurrió con el sector del agro y el correo para la entrega en domicilio.

El decreto centraliza en la Jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero, la incorporación de áreas eximidas de la cuarentena. «Hay una lista enorme de pedidos y podría haber nuevas excepciones», avisan en Gobierno. Tal como el régimen especial de los bancos, que empezarán a atender sólo para situaciones específicas.

Listen on Online Radio Box! PLAYLIST 102.5 FM