Personal de Policía Municipal realizó variados operativos en variadas zonas de la ciudad con distintos controles que van desde el revisión de la documentación en conductores, como también el de alcoholemia.

Estos controles permitieron detectar este viernes a dos remises que carecían de las habilitaciones y normativas establecidas por ordenanza municipal, como también sus respectivos conductores que no contaban con ningún tipo de documentación que los avale como tal. Ambos remises fueron retenidos hasta tanto se abonen las multas y se realizan las habilitaciones correspondientes.

En otro sentido, este jueves se realizaron por la mañana controles de alcoholemia en la zona céntrica, reteniéndose un auto y dos motos y las licencias de conducir de cada conductor ya que circulaban con un alto grado de alcohol en sangre. Cabe destacar que Policía Municipal implementó lo que denominan operativos móviles, por lo que realizan operativos cortos y se trasladan a distintos puntos de la ciudad según el tránsito, el tipo de control y el horario del momento. Se trata de una metodología que hasta el momento está resultando de manera positiva ya que se detectaron variadas irregularidades en personas que conducen distintos vehículos.