Realizaron un pedido al gobernador Bordet y piden que se revea la situación. Aseguran que las ventas «han disminuido» y con el impuesto «la situación se complica aún más». Dicen que «se ponen en riesgo fuentes de trabajo».

Dueños de agencias de turismo, empleados y clientes, realizaron una marcha este viernes. Fueron recibidos por uno de los secretarios del gobernador y entregaron una nota con todos los puntos que creen que hay que cambiar respecto al «impuesto PAÍS».

Juan Enrique Solari, titular de agencia, explicó que «a nosotros nos toca de lleno porque es el 30% que se coloca hacia los viajes al extranjero, hacia la paquetería, la transportación y alojamiento. Hicimos el pedido para que se haga una revisión de este porcentaje aplicado a los paquetes que se vendan en el exterior».

«Al momento de la venta un 30% es mucho dinero. Queremos que se revea. Si lo quitan para nuestra actividad sería mejor porque nos ayuda mucho. En este caso está perjudicado 100% el consumidor final porque es un impuesto que tiene que abonar directamente, no lo tenemos que pagar las agencias», remarcó.

Consideró que «si lo disminuyen al 10% se crea un poco más de competitividad. Así podremos trabajar de forma tranquila y los pasajeros podrán verse beneficiados».

Respecto al año anterior, dijo que «es una temporada que está en veremos. Hubo venta nacional, el internacional está en grises. En 2018 veníamos bastardeados con el dólar. De un dólar de 20 nos fuimos a uno de 40 y luego a uno de 60. Al finalizar el 2019 se aplica el 30%. Son porcentajes que se manejan muy altos».

«El año pasado hubo una disminución del 40% de los pasajes aéreos en reservas y un 60% en paqueterías, por el aumento del dólar. Todo repercute de lleno en las ventas. Corren peligro puestos de trabajo», dijo.

Y agregó: «Dentro de la ley hay cosas que no están buenas porque todo lo que es funcionarios públicos y familiares de los familiares están exentos del 30% del impuesto PAIS. Es una desventaja para nuestros pasajeros. Como el impuesto se aplica al uso de tarjetas la gente opta mucho por el dólar blue, por el mercado negro». (El Once)