El hecho ocurrió aproximadamente a las 3 de la madrugada de este miércoles, cuando la unidad siniestrada estaba estacionado en la intersección de las calles Rívoli y Balcarce, de Concordia.

Según los datos aportados por el dueño del micro, “el incendio fue intencional, lamentamos mucho lo que pasó porque esta unidad era para llevar gente a trabajar a la cosecha”, y remarcó que “me costó mucho esfuerzo poder tener lo que tengo”.

Fue de madrugada cuando el propietario comenzó a escuchar fuertes explosiones y al salir a la calle el colectivo ya estaba envuelto en llamas, por lo que fue imposible poder hacer algo para apagar el incendio. La unidad fue consumida en su totalidad y quedó reducida a chatarra. (El Sol)