En un chequeo colectivo en vivo con más de 80 personas, analizamos los dichos de los candidatos.

Revisá cuánto de lo que dijeron corresponde con los datos y cuánto no.

Durante el primer debate presidencial obligatorio en la Universidad del Litoral, Chequeado junto con un grupo de especialistas y voluntarios analizó los dichos de los candidatos para ver si son verdaderos o no. Podés ver el resultado del trabajo en este especial.

 

FALSO

Fernández: “Si a usted le preocupa la igualdad de género ocúpese de que el presupuesto se ejecute adecuadamente porque hasta acá solo ejecutaron el 10% de ese presupuesto”

Según los datos de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC), del total del presupuesto nacional de 2019 identificado como actividades con perspectiva de género se ejecutó en un 56,5% al 31 de agosto último.

Ese número está por debajo de la ejecución del presupuesto total y hay mucha disparidad en el nivel de ejecución de los distintos programas.

La ejecución de los fondos relacionados a violencia de género es menor al 10%, pero el candidato del Frente de Todos se refirió a igualdad de género en general.

Alberto Fernández, el candidato a presidente por el Frente de Todos, aseguró durante el primer debate presidencial en la Universidad del Litoral, hablándole a Mauricio Macri: “Si a usted le preocupa la igualdad de género, ocúpese de que el presupuesto se ejecute adecuadamente porque hasta acá solo ejecutaron el 10% de ese presupuesto”. ¿Es así?

Un informe de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC) sobre la “Ejecución de las actividades con perspectivas de género” analiza las actividades presupuestarias que se han identificado como claves para reducir la brecha entre géneros, que suman 3,7% del gasto público presupuestado para este año. El informe repasa la ejecución presupuestaria al 31 de agosto del 2019, en cuatro dimensiones: Violencia de Género, Salud Sexual y Reproductiva, Sensibilización, Visibilización y Capacitación e Ingresos. Si se considera el agregado de las cuatro dimensiones, el informe reporta una ejecución total de estas actividades del 56,5%, un porcentaje menor al 62,9% de ejecución que registró el presupuesto total.

La dimensión denominada Ingresos -que comprende las transferencias correspondientes a la Asignación Universal por Hijo, las Pensiones no contributivas, y el Plan Hacemos Futuro Juntas- fue ejecutada en un 51%. Vale aclarar que estas partidas -que componen el 98,8% del gasto en actividades con Perspectiva de Género- son transferencias automáticas y son incluidas dentro de este análisis por la OPC en tanto “buscan reforzar la autonomía económica de las mujeres mediante transferencias monetarias directas y que privilegian la condición de madres de las destinatarias”.

En relación a las otras dimensiones, el informe de la OPC reporta que la ejecución de las actividades vinculadas a la Salud Sexual y Reproductiva alcanzó el 38,1% de lo presupuestado y aquellas correspondientes a la Sensibilización, Visibilización y Capacitación en género alcanzaron un 64,9%.

En relación a lo expresado por el candidato, la ejecución del 10% se vincularía a la implementación de las actividades para la erradicación de la Violencia de género. En este caso, la ejecución alcanzó solo el 7,9% de lo presupuestado. Dentro de esta dimensión, la ejecución queda en diferentes casos también por debajo del 10%: la Protección a Víctimas de Violencia alcanzó un 9,7%, el Rescate, Acompañamiento a Víctimas de Trata, un 1,5% y el Apoyo a las Justicias provinciales, 1,2%. En algunos casos, la ejecución fue incluso nula, como el presupuesto destinado a Acciones del registro de casos de violencia contra las mujeres. Finalmente, y también en este área, el nivel de ejecución del Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las mujeres alcanzó un magro 4,5%.

En esta línea, Raquel Vivanco, del observatorio feminista “Ahora que sí nos ven”, declaró en el diario Perfil que las cifras publicadas por la Oficina de Presupuesto del Congreso “no nos parecen extrañas. Si hay algo de lo que ha carecido esta gestión de gobierno es de manifestar acciones concretas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia machista”.

Desde Presidencia señalaron que “por primera vez el país tiene un presupuesto con perspectiva de género que atraviesa todas la áreas y programas del gobierno. Sólo el Instituto Nacional de las Mujeres lleva ejecutado el 61% de su presupuesto”. De acuerdo a la información disponible en el sitio de presupuesto abierto, la ejecución del INAM -organismo que en 2017 reemplazó al Consejo Nacional para la Mujer que funciona en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación- es del 63%. Sin embargo, el informe de la OPC anteriormente mencionado precisa que el presupuesto del organismo representa menos del 0,2% de las actividades con perspectiva de género anteriormente mencionadas.

 

FALSO

Del Caño, sobre la gestión de Cambiemos: “Se fugaron casi un PBI”

Durante el gobierno de Macri se fueron del sistema nacional cerca de US$ 75 mil millones, menos de un cuarto del PBI.

Los números de la fuga son cercanos a los del kirchnerismo antes del cepo de 2011.

La fuga de capitales en términos históricos, según distintas estimaciones, alcanza el PBI, pero eso es lo que se acumuló en varias décadas y durante gestiones de distintos partidos.

En el debate presidencial que se desarrolla en la Universidad del Litoral, el candidato del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Nicolás Del Caño, criticó la gestión económica de Mauricio Macri y sostuvo: “Ahora Macri, que nos deja este desastre. Se fugaron casi un PBI”, en relación al Producto Bruto Interno (PBI). ¿Qué muestran los datos?

“Hay distintas definiciones de ‘fuga de capitales’. La más amplia se refiere a todas las divisas (es decir, no sólo dólares) que salen del sistema financiero nacional. La más acotada, en cambio, refiere a los dólares que salen de las fronteras del país”, explicó a Chequeado Leandro Bona, economista del Conicet.

Si bien hay distintos datos disponibles, ninguna estimación muestra que se fugó un PBI durante la gestión de Macri (2015-2019), sino mucho menos. Además, como se explicó en esta nota, la fuga no es algo nuevo y volvió a niveles similares a los que tenía el país antes del cepo impuesto en 2011 por Cristina Fernández de Kirchner.

Como se explicó en esta nota, la fuga de capitales en lo que va de la gestión de Cambiemos llegó a casi US$ 75 mil millones, cuando el PBI de 2018 fue cercano a los US$ 400 mil millones. Las otras estimaciones de fuga de capitales, disponibles hasta 2018, muestran valores incluso menores.

Los datos que sí coinciden con lo dicho por Del Caño es la fuga de capitales en términos históricos, es decir, a lo largo del tiempo. Distintas estimaciones muestran que los argentinos poseen fuera del sistema financiero nacional valores cercanos a un PBI, pero que se fugaron en las últimas décadas, cuando gobernó mayormente el peronismo y no sólo  Cambiemos.

Entre 1976 y 2015 se extrajeron del sistema financiero nacional unos US$ 278 mil millones, según estimaciones de Bona y Mariano Barrera, ambos economistas del Conicet. Magdalena Rua, coautora de un informe sobre fuga de capitales en la Argentina elaborado por el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID-AR), explicó a Chequeado que según sus estimaciones entre 1970 y 2017 se acumularon US$ 350 mil millones en el exterior. Otras estimaciones, como se mostró en este artículo, calculan que la Argentina tenía en 2010 una riqueza “off shore” (fuera del país) acumulada de casi US$ 400 mil millones, lo que equivaldría a un PBI.

 

VERDADERO

Lavagna: “[La Argentina] lleva 8 años de estancamiento absoluto”

El Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina tuvo subidas y bajadas, pero está al mismo nivel que en 2011.

Si se toma el PBI por habitante -como recomiendan los especialistas-, la caída en ese período es de casi el 8 por ciento.

En 2019, según las proyecciones oficiales y privadas, la economía volvería a caer.

En el debate presidencial que se desarrolla en la Universidad del Litoral, el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, sostuvo que la Argentina “lleva 8 años de estancamiento absoluto”. ¿Qué muestran los datos?

Si se analizan los datos oficiales del INDEC recalculados por la nueva gestión de Jorge Todesca se confirman los dichos de Lavagna. Como se explicó en esta nota, en 2018 el tamaño de la economía argentina fue menor al de 2011, último año de la primera Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Se llega a esta conclusión al analizar el PBI a precios constantes -es decir, si se elimina el efecto de la inflación- de 2011 y de 2018 informado por el INDEC.

Es decir, el tamaño de la economía argentina es ahora casi igual que en 2011. Y en 2019 encima caería aún más: el Gobierno nacional estima que este año se contraería un 2,6%.

Los especialistas destacan la importancia de analizar el avance de la economía junto con el crecimiento poblacional. Esto es porque en la Argentina la población crece cerca de un 1% por año y la economía debería crecer -como mínimo- lo mismo para mantener el nivel de PBI por habitante. Este mismo análisis per cápita realizaban funcionarios que hoy están en el Gobierno cuando no lo estaban, como se ve en esta nota.

Si se analiza el PBI por habitante, en 2018 fue cerca de un 8% menor que en 2011 -siempre a precios constantes, es decir, descontando la inflación-. Si se añade además que en 2019 la economía caería nuevamente, la baja en el producto per cápita llegaría a casi el 11% en los últimos dos mandatos presidenciales, según las propias estimaciones del Gobierno.

 

FALSO

Macri: “En nuestro gobierno la deuda creció el 26% del PBI, en el gobierno kirchnerista creció el 38% del PBI”

El Presidente confundió el indicador de deuda en relación al Producto Bruto Interno (PBI) con el monto absoluto de la deuda en dólares.

La deuda como porcentaje del PBI cayó durante los 12 años de mandatos kirchneristas. Y si se consideran los dos de Fernández de Kirchner, bajó 10 puntos.

Durante la gestión de Cambiemos, la deuda sobre el PBI aumentó.

En el debate presidencial de la Universidad del Litoral, el candidato de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri, dijo que la deuda pública creció en su gobierno, pero lo hizo en menor medida que en los mandatos kirchneristas. “En nuestro gobierno la deuda creció el 26% del PBI [Producto Bruto Interno], en el gobierno kirchnerista creció el 38% del PBI”, sostuvo Macri.

Ante la consulta de Chequeado, desde Presidencia de la Nación respondieron que el Presidente se había basado en la variación de la deuda medida en dólares. “En diciembre de 2007 eran de 177 mil millones de dólares; en diciembre de 2015: 241 mil millones; y en agosto de 2019: 309 mil millones. Así, el aumento entre 2007-2015 fue del 38%; mientras que entre 2015-2019 del 26%”, contestaron.

Sin embargo, si bien esos datos son correctos, Macri habló durante el debate de la deuda como porcentaje del PBI y no del monto absoluto de la deuda medida en dólares. Si se utiliza el ratio de deuda sobre PBI, que es el que recomiendan tomar los especialistas, lo que dijo es falso.

Como se puede consultar en la web oficial de la Secretaría de Finanzas de la Nación, la deuda pública trepó 28 puntos porcentuales entre el cierre de 2015 y el segundo trimestre de este año, al pasar de 53% a 81%.

Sin embargo, desde fines de junio último, el salto cambiario de agosto elevó el peso de estas obligaciones, como se explicó en esta nota. Por este motivo, la deuda cerrará el año en torno al 90% del producto, según proyecciones de la consultora Ecolatina, haciendo que los pasivos públicos crezcan alrededor 40 puntos porcentuales en la gestión del actual presidente.

Además, durante los 12 años de gobiernos kirchneristas, la deuda pública en relación al PBI no creció, sino que se redujo. Al mirar esta estadística se advierte que la deuda bruta de la administración central pasó de 167% del Producto en 2002 a 53% en 2015, incluyendo la deuda con los “holdouts”, conocidos como “fondos buitre”.

Así, durante el kirchnerismo la deuda cayó 114 puntos porcentuales. Esta reducción fue consecuencia de las dos reestructuraciones (realizadas en 2005 y 2010) y el crecimiento económico (cuando crece el PBI, la deuda pasa a representar menos del ingreso anual y lo contrario ocurre cuando hay caída de la economía).

Si en lugar de considerar los tres mandatos del kirchnerismo, sólo se toma en cuenta los últimos dos (cuando Fernández de Kirchner fue presidenta), el resultado no se modifica: entre 2007 y 2015, la deuda pública cayó 10% del PBI.

 

VERDADERO

Gómez Centurión: “Durante décadas la Argentina fue uno de los países de América Latina que menos invirtió en su sistema de defensa”

Tomando únicamente a una veintena de países que se considera que constituyen América Latina, nuestro país figura entre los que menos inversión destina a Defensa.

Los niveles vienen en descenso desde el fin de la última dictadura militar hasta la actualidad.

Durante el debate presidencial de la Universidad Nacional del Litoral, el candidato del frente Nos, Juan José Gómez Centurión, dijo que “durante décadas la Argentina fue uno de los países de América latina que menos invirtió en su sistema de defensa”. Según se puede constatar en un registro oficial del Banco Mundial y en otro del Instituto Internacional de la Paz de Estocolmo, la afirmación es verdadera.

El Banco Mundial tiene publicado un registro desde 1960 hasta 2018 sobre qué porcentaje del Producto Bruto Interno (PBI) destina cada país del mundo a su sistema de defensa. De acuerdo con ese informe, la Argentina figura entre los estados que menos invirtió en en ese área en las últimas décadas.

La planilla permite realizar una selección de países para comparar el gasto en defensa de cada uno en cada año. Tomando únicamente a una veintena de países que constituyen América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela), nuestro país figura entre los países que menos inversión destina a defensa y los niveles vienen en descenso desde el fin de la última dictadura militar.

Tomando el registro del Banco Mundial, la Argentina se encuentra en el noveno puesto de 23 países entre los que menos presupuesto destinó a defensa en Latinoamérica en las últimas seis décadas.

Por otro lado, el SIPRI (Stockjholm Internacional Peace Research Institute) posiciona a la Argentina entre los países que menos destina presupuesto a su sistema de defensa desde hace más de 20 años: figura debajo de países como Colombia y Chile, y comparte puesto con Paraguay.

En el presupuesto nacional hubo un pico destinado a defensa que tuvo su tiempo en el mandato de Néstor Kirchner, en 2007, cuando representó un 5,2% del total, el más alto de aquellos últimos 10 años. Mientras que en los años posteriores comenzó en descenso, ya que Cristina Fernández de Kirchner llegó a destinar, en 2012, el 2,6% de inversión en defensa.

Con el mandato de Mauricio Macri el dinero destinado a defensa aumentó: en su primer año de gestión representaba un 3,5% del producto, mientras que en 2017 aumentó a un 4%. De acuerdo con lo estimado para el Ministerio conducido por Oscar Aguad, el gasto en 2019 representó un 3,6% del total de erogaciones del Estado nacional.

Para saber más en profundidad sobre la inversión en defensa del presupuesto nacional, consultar esta nota.

Según comentó a Chequeado el ex secretario de Estrategia y Asuntos Militares durante 2010, Gustavo Sibilla, “la Argentina es un país que por su condición geográfica y fiscal aporta muy poco de su presupuesto a la Defensa nacional, más aún comparado con países de la región”.

 

VERDADERO

Macri: “Pusimos robótica y programación desde jardín de infantes, uno de los 5 países del mundo reconocidos por la UNESCO”

En 2018 se creó un programa nacional para que se enseñe robótica y programación en el nivel inicial.

La Argentina fue efectivamente reconocida por la Unesco por esa política.

El presupuesto de equipamiento y materiales pedagógicos de este programa se vería reducido de manera significativa entre 2019 y 2020.

El presidente de la Nación y candidato a la reelección de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri, aseguró durante el debate presidencial en la Universidad del Litoral que durante su gestión se empezó a enseñar “robótica y programación desde jardín de infantes” y que por eso la Argentina recibió un reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Efectivamente, el año último se creó un programa nacional para que se enseñe robótica y programación en el nivel inicial. También es verdad que la Argentina fue reconocida por la UNESCO por esa política.

El programa llamado “Aprender Conectados” fue creado en mayo de 2018 a través de un decreto que modificó el programa “Conectar Igualdad”, creado durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Con la modificación, se estableció la compra del equipamiento tecnológico para escuelas estatales, al igual que la formación docente en temas de nuevas tecnologías para poder enseñar programación y robótica en todas las instancias de la educación obligatoria, es decir, desde el nivel inicial hasta la finalización del nivel secundario.

Según la información oficial, este programa alcanza a casi 1.200.000 de estudiantes, 82.000 docentes y 16.000 escuelas (ver acá). Este año se destinaron casi $1.500 millones para el programa “Aprender Conectados” (ver acá).

Un año después de la creación del programa, Unesco publicó un documento titulado La Inteligencia Artificial en la educación: oportunidades y retos para el desarrollo sostenible, en el cual presentaron estudios de casos sobre cómo las tecnologías vinculadas a la inteligencia artificial pueden ayudar en procesos educativos. Entre los casos analizados se encuentra el del programa “Aprender Conectados” y, como señaló el Presidente, la Argentina fue destacada junto a otros cuatro países: Reino Unido, Malasia, Estonia y Singapur.

Sin embargo, Agustín Claus, especialista en temas de educación y docente de Economía de la Educación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) señaló que “la incorporación de ‘Educación digital, programación y robótica en los núcleos de aprendizaje prioritarios’ se estableció por la Resolución 343 de septiembre de 2018 como innovación curricular. No obstante, la factibilidad presupuestaria para la provisión de equipamiento y materiales pedagógicos se vería reducido de manera significativa en un 69% en pesos constantes”.

 

EXAGERADO

Espert: “De los últimos 20 años sólo durante 3 el gobierno estuvo pagando la deuda regularmente, 17 de esos 20 estuvimos en default”

El default comenzó a fines de 2001 y finalizó en 2016, es decir que duró casi 15 años.

En ese período se pagó deuda reestructurada en 2005 y 2010.

José Luis Espert, candidato a Presidente por el Frente Despertar, habló de la deuda externa argentina durante el primer debate presidencial de la Universidad del Litoral  y afirmó: “De los últimos 20 años sólo durante 3 el gobierno estuvo pagando la deuda regularmente, 17 fueron en default”. Esto es exagerado.

La Argentina entró en default a fines de 2001. El 23 de diciembre de ese año, el entonces presidente, Adolfo Rodríguez Saá, declaró el no pago de la deuda en el Congreso. Y el Gobierno nacional salió oficialmente de esta situación a mediados de 2016, durante el mandato de Mauricio Macri, luego de su arreglo con los “holdouts”, conocidos como fondos buitre, cumpliéndose así 15 años de default.

Si bien técnicamente se sale del default cuando se paga la última deuda defaulteada, en el medio -entre 2005 y 2016-, el Gobierno argentino pagó la deuda reestructurada.

Dos fueron los canjes de deuda que presentó la Argentina para reestructurarla: uno en 2005 y otro, en 2010. Entre ambos años, el 93% de los acreedores aceptaron las condiciones del ofrecimiento. Si bien recibieron quitas en los fondos que habían acordado inicialmente, la Argentina pagó dichas deudas.

Una parte del grupo restante, que representa a los “holdouts” (los tenedores de bonos argentinos que no ingresaron en el canje), exigieron el pago total del valor nominal original de los bonos. En 2014 hubo una nueva declaración de cesación de pago, cuando el juez en Estados Unidos, Thomas Griesa, prohibió que la Argentina le pagase a sus acreedores si antes no saldaban la deuda con los llamados “fondos buitre”. Esta situación se arregló en 2016, cuando el gobierno de Macri acordó con los “holdouts”.

 

FALSO

Fernández: “Los abuelos no tienen celulares”

Un 64,6% de los mayores de 65 años respondió haber usado un teléfono celular en 2018, según los datos oficiales del INDEC.

En los últimos dos años con datos, la proporción de adultos mayores que usa dispositivos móviles creció por encima del crecimiento general.

No existe un dato oficial público sobre la evolución de las líneas celulares por edad que permita ver que si hubo mayores bajas de este indicador en los adultos mayores.

“Los abuelos no tienen celulares, Presidente, no pueden pagarlos”, señaló durante el debate presidencial en la Universidad del Litoral el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, para responderle a Mauricio Macri, que mencionó como logro el acceso a recetas médicas de forma online. Sin embargo, a diferencia de lo afirmado por Fernández, un 64,6% de los mayores de 65 años respondió haber usado un teléfono celular en 2018, según los últimos datos oficiales del INDEC.

Los adultos mayores están por debajo del promedio en cuanto al uso de celulares (que fue del 83,5% para 2018). “Es cierto que hay un menor uso entre personas mayores, pero diría que la principal razón es actitudinal/generacional”, explicó a Chequeado Enrique Carrier, especialista en telecomunicaciones.

Aún así, en los últimos dos años con datos, la proporción de adultos mayores que usa dispositivos móviles creció por encima del crecimiento general. Por ejemplo, en 2018 el uso de celulares en la población de 65 años o más subió 9%, contra un 3% del promedio.

Al igual que en otros grupos de edad, el uso de teléfonos celulares varía según el nivel educativo de las personas. De hecho, el segmento con menor penetración de todo el país es el de los adultos mayores sin instrucción formal, entre los que sólo el 28,6% dijo haber usado un celular durante 2018. En el lado contrario, entre el 86% y el 90% de los mayores de 65 años con nivel universitario completo o incompleto utilizaron estos dispositivos.

Tras la consulta de Chequeado, desde el equipo de Comunicación de Fernández respondieron que la frase hacía hincapié en “el poder adquisitivo de los abuelos”, y a la falta de recursos. Sobre el tema y como se mostró en esta nota, entre diciembre de 2015 y septiembre de 2018, las jubilaciones cayeron en promedio 0,4% en términos reales debido al Programa de Reparación Histórica que impidió una caída mayor. La pérdida de poder adquisitivo fue mayor entre quienes cobran la jubilación mínima y superó el 18% de caída entre el primer semestre de 2015 y el primer semestre de 2019.

Sin embargo, no existe un dato público sobre la evolución de las líneas celulares por edad que permita ver que si hubo mayores bajas de este indicador en los adultos mayores. Así lo confirmaron a Chequeado desde la ANSES.

 

VERDADERO

Macri, sobre la carne vacuna: “En estos años logramos triplicar la exportación”

Las exportaciones de carne vacuna, la principal carne que vende el país, más que se triplicaron en los últimos 4 años.

Agosto de 2019 fue el segundo mes de mayores exportaciones de carne vacuna en toneladas y el mayor en dólares desde 1998, cuando comienza la serie oficial.

Los especialistas destacan el fin de los límites para exportar, así como la mayor demanda internacional, principalmente de China.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, destacó en la Jornada Nacional del Agro la relación de su Gobierno con el campo y sostuvo: “En estos años logramos triplicar la exportación de carnes”. ¿Es así?

Las exportaciones de carne vacuna se triplicaron entre 2015 y 2019

Desde el sector de Prensa del Ministerio de Agroindustria de la Nación afirmaron que el Presidente se basó en los datos de carne vacuna. Según las cifras oficiales, en los primeros 8 meses de 2019 se exportaron casi 490 mil toneladas de los distintos tipos de carnes vacuna, más de 3 veces más que las 145 mil toneladas exportadas en los primeros 8 meses de 2015, en línea con lo marcado por Macri. El mismo aumento se registra en la cantidad de dólares que representan estas exportaciones (US$ 615 millones hasta agosto de 2015 y US$ 1.740 millones en el mismo período de 2019).

Agosto de 2019 fue el segundo mes de mayores exportaciones de carne vacuna, con 79 mil toneladas (sólo superado por noviembre de 2005) y con el mayor valor exportado en dólares desde 1998, cuando comienza la base oficial del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Macri se refería a la carne vacuna, la principal exportación ganadera del país. Sin embargo, la exportación de otras carnes, como el cerdo, también aumentaron durante el gobierno de Cambiemos. En el caso del pollo, se mantuvieron sus ventas al exterior en los últimos 4 años, pero el mercado del pollo es muy menor al vacuno: en los primeros 7 meses de 2019 las exportaciones avícolas -pollo y procesados- fueron sólo el 15% en dólares del mercado vacuno.

 

¿Por qué aumentaron las exportaciones de carne vacuna?

Los cambios en el consumo interno (desde hace años cae el consumo local de carne vacuna y crece el otras carnes, como el cerdo); la quita de regulaciones que había para exportar (se eliminaron los Registros de Operaciones de Exportación -ROE-, que restringían las exportaciones durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con el fin de generar más disponibilidad interna y, por ende, mejores precios en el mercado local, aunque finalmente también limitó la oferta interna por caídas en la producción, como se explicó en esta nota); y el aumento de demanda de mercados internacionales, especialmente de China, son los principales motivos del cambio, explicó a Chequeado Fernando Vilella, director del Programa de Agronegocios y Alimentos de Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

La Argentina pasó del lugar número 11 como exportador de carne vacuna en 2015 al número 6 en 2018, por detrás de Brasil, Australia, India, los Estados Unidos y Nueva Zelanda, según las estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). El mejor puesto el país lo había tenido en 2004 y 2005, cuando fue el 3° exportador mundial.

 

¿Quién nos compra?

Vilella, quien también integra el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), explicó que “cambió el destino” de las exportaciones y destacó que hay “una fuertísima presencia del principal importador mundial actual, que es China”, que en lo que va de 2019 se lleva el 73% de lo exportado en cantidad y casi el 62% en dólares.

David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), ante la consulta de Chequeado, coincidió en que “dentro de las principales causas de esta expansión se encuentran la apertura de nuevos mercados y de la suba de demanda por parte de China”.

Un estudio de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) destaca además que “China explicó la totalidad del crecimiento del volumen exportado desde Argentina”. “En [el período] enero-julio de 2005 Rusia era el principal mercado de exportación para la industria frigorífica vacuna con poco más de un tercio del volumen total, en tanto que en [el período] enero-julio del corriente año China fue el más importante con casi 73% del total”, sostiene el estudio.

 

FALSO

Lavagna: “El hambre abarca a más del 50% de los chicos y jóvenes menores de 17 años”

La Universidad Católica Argentina (UCA) sostiene que el 29,3% de los niños sufren “inseguridad alimentaria” y el 13%, hambre.

Según el INDEC, el 13,1% de los niños son indigentes, es decir que no alcanzan a cubrir las necesidades de la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

La cifra que mencionó el candidato podría referirse a la cantidad de niños que son pobres, que no cubren la canasta básica total.

Durante el primer debate presidencial en la Universidad del Litoral, el candidato Roberto Lavagna (Consenso Federal), habló durante el bloque de Derechos Humanos, Diversidad y Género sobre el hambre que padecen los niños argentinos. Al respecto, sostuvo que “cuesta mucho entender que un país con la capacidad de producir alimentos como es la Argentina presente situaciones de hambre, pero las hay, y abarcan a más del 50% de los chicos y jóvenes menores de 17 años”.

En la Argentina el 52,6% de los niños son pobres, según datos del INDEC del primer semestre de 2019. Esto quiere decir que viven en hogares en los que los ingresos no alcanzan a cubrir las necesidades básicas. Sin embargo, esto no quiere decir que pasen hambre. El mismo informe del INDEC arrojó que el 13,1% de los niños son indigentes; esto implica que tuvieron ingresos menores al costo de la Canasta Básica Alimentaria que mide las necesidades mínimas alimentarias para un mes, es decir que está más relacionado con el hambre.

Por otra parte, un estudio del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), determinó que el porcentaje de niños de 0 a 17 años en situación de inseguridad alimentaria en 2018 “alcanzó al 29,3%, y de modo directo a través de la experiencia del hambre al 13%. Ambas cifras son las más elevadas de la década.

Según la UCA, la inseguridad alimentaria hace referencia a “un proceso en el que hay una disponibilidad limitada e incierta en cantidad y calidad de los alimentos que permiten cubrir los requerimientos nutricionales de los individuos, así como de la habilidad para adquirirlos de un modo aceptable desde una perspectiva social y cultural”.

Además, el mismo Observatorio señala que el riesgo alimentario en la infancia se incrementó un 35% entre 2017 y 2018. Esto quiere decir que hay 461.519 más de niños que sufren hambre en la Argentina.

 

EXAGERADO

Del Caño: “Macri llegó prometiendo ‘Pobreza Cero’ y se va con 4 millones de personas más que han caído debajo de la pobreza”

Entre 2015 y 2019, 3 millones de personas cayeron debajo de la línea de pobreza.

Si se tiene en cuenta la variación de la pobreza entre el segundo semestre de 2017 y el primer semestre del 2019, la cifra escala a 4,5 millones de personas.

Es el dato que calculó Del Caño, pero para hacerlo tomó el punto más bajo de la serie y lo comparó con el más alto.

El candidato del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Nicolás del Caño, dijo en el debate presidencial de la Universidad del Litoral: “Mauricio Macri llegó prometiendo pobreza cero, pero se va con 4 millones de personas más que han caído debajo de la pobreza”. ¿Es así?

Según el INDEC, la pobreza alcanzó durante el primer semestre de 2019 al 35,4% de la población. Se trata del último dato disponible de la gestión de Macri.

Según explicó a Chequeado Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina, fundada por Roberto Lavagna, debido a la intervención del INDEC ocurrida en 2007 las estadísticas oficiales hasta 2015 no son fiables para hacer comparaciones. Por lo tanto, se debe recurrir a estimaciones alternativas, como las del Centro de Estudios Laborales y Sociales (Cedlas) que depende de la Universidad Nacional de La Plata.

Entonces, al considerar el dato del primer semestre de 2015 de esta fuente (30,1%), aproximadamente tres millones de personas cayeron bajo la línea de la pobreza durante la gestión de Cambiemos

Si se tiene en cuenta la variación de la pobreza entre el segundo semestre de 2017 y el primer semestre del 2019, la cifra escala a 4,5 millones de personas. Es el dato que mencionó Del Caño, pero para hacerlo tomó el punto más bajo de la serie y lo comparó con el más alto.

El dato del primer semestre de 2019 no incluye la devaluación de agosto último, luego de las elecciones primarias. En consecuencia, los dichos de Del Caño son, con los datos disponibles hasta ahora, exagerados.

 

VERDADERO

Fernández: “El presupuesto educativo desde el 2015 a hoy cayó un 40%”

El presupuesto nacional entre 2015 y 2019 se reduce un 36% en términos reales, es decir, considerando la inflación.

La inversión educativa consolidada (lo que destinan la Nación y las Provincias en conjunto) en 2018 fue del 5,1% del Producto Bruto Interno (PBI) mientras que debería haber sido del 6%, según la Ley de Educación Nacional.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró durante el debate presidencial de la Universidad Nacional del Litoral que “el presupuesto educativo desde el 2015 a hoy cayó un 40%”. ¿Qué dicen los datos?

Entre los años 2015 y 2019, de acuerdo con los últimos datos oficiales del Ministerio de Hacienda de la Nación, el presupuesto destinado a educación se reduciría un 36% en pesos constantes de 2018 (es decir, considerando la inflación), según un informe publicado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Se trata de un número cercano al 40%, como dijo Fernández.

La Ley de Educación Nacional señala que se debe destinar un 6% del Producto Bruto Interno (PBI) a la inversión en educación consolidada (lo que destinan la Nación y las Provincias en conjunto), pero según asegura un reciente informe del Observatorio Argentinos por la Educación esta meta no se cumplió en el presupuesto de 2018, cuando se destinó solamente el 5,1%.

“El Estado nacional debería financiar políticas educativas que promueven la equidad debido a la restricción de las provincias, que tienen a su cargo el financiamiento de los salarios docentes y que supera más del 90% de sus presupuestos”, destacó el investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y experto en educación, Agustín Claus.

 

VERDADERO, pero…

Macri, sobre el narcotráfico: “[Logramos] récord en incautaciones”

Las incautaciones aumentaron en los primeros tres años de gestión de Mauricio Macri.

Sin embargo, el Ministerio de Seguridad advierte que los datos anteriores a 2015 no son comparables.

Los especialistas señalan que el incremento de las incautaciones no es un indicador relevante para evaluar la eficacia de una política.

En el debate presidencial de la Universidad Nacional del Litoral, el actual presidente y candidato a la reelección, Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), señaló, al referirse a la lucha contra el narcotráfico, que la Argentina registra un “récord de incautaciones”. ¿Es así?

Según datos oficiales del Ministerio de Seguridad de la Nación, efectivamente se logró un récord durante la gestión, aunque no hay datos comparables de antes de 2015, porque el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dejó de publicar las estadísticas criminales a partir de 2009. Durante los tres primeros años de mandato de Macri, las fuerzas federales incautaron 381 mil kilos de marihuana; 22 mil kilos de cocaína y 444.535 unidades de drogas sintéticas.

El informe, además, da cuenta de cuánta droga se incautó en cada año. En 2018, último año con datos, 256 mil kilos de marihuana, casi 12 mil kilos de cocaína y 93 mil unidades de droga sintética. Según el mismo documento, en 2015, último año de la Presidencia de Fernández de Kirchner, se habían incautado 206 mil kilos de marihuana, casi 7 mil kilos de cocaína y 166 mil unidades de drogas sintéticas. En ninguno de los dos casos se incluyen los decomisos de las fuerzas provinciales.

Sin embargo, el propio Ministerio de Seguridad de la Nación aclara que “al momento de procesar la información existente para los años 2014 y 2015, la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico se ha encontrado con varias dificultades: información incompleta, dificultades a la hora de conseguir la información de manera periódica y oportuna, incoherencias en los datos, entre otros”. Es decir, que no hay datos comparables previos a 2015. Por lo tanto, las cifras “récord” presentadas por el Gobierno nacional no son comparables con gobiernos anteriores.

Por otra parte, los especialistas destacan que la variación de las incautaciones no es un indicador relevante para evaluar la política contra el narcotráfico: “Hablar de cantidad de droga decomisada o de cantidad de arrestados no dice nada respecto de si se está siendo efectivo o no. Si los mercados de drogas crecen, como viene sucediendo en la Argentina y lo mostró la última encuesta de consumo de 2017, habrá más droga ofertada y, entonces, más personas empleadas en su oferta, por lo que necesariamente habrá más personas detenidas”, señaló en este chequeo Tobías Schleider, investigador del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) y consultor internacional en Seguridad Ciudadana

Incluso el Ministerio de Seguridad de la Nación señala en sus informes de estadística criminal que “un aumento de las incautaciones de cocaína puede ser el producto de: un aumento de la magnitud verdadera del narcotráfico para este tipo de droga; un aumento de las denuncias de traficantes por parte de la población, porque, por ejemplo, sufre más de sus consecuencias; o un aumento del esfuerzo de la policía en la lucha contra el narcotráfico”.

En este misma línea, en el Informe Nº 108 Honorable Cámara de Diputados de la Nación, se afirma que el 2017 marcó un récord histórico en “incautación de cocaína, récord histórico de procedimientos y suba sostenida del precio de los estupefacientes que demuestra escasez en el mercado”.

Si se consideran los datos del Informe de abril de 2016 Estadísticas Criminales en la República Argentina (Ministerio de Seguridad), la afirmación del candidato de Juntos por el Cambio podría ser considerada “verdadera”, ya que según indica “Sólo las incautaciones de plantas de cannabis evidencian un aumento casi constante entre 2008 y 2014, del orden del 462% sobre este periodo”.

 

FALSO

Fernández: “Pasaron siete semestres, Presidente. No entró un centavo a la Argentina de inversiones de esas potencias”

Con Cambiemos se ubica en niveles similares a los últimos años de mandato de Fernández de Kirchner.

Pero entonces el cepo cambiario distorsionaba este indicador.

Durante el primer debate presidencial, que se realizó en la Universidad Nacional del Litoral, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, cuestionó la política exterior del gobierno de Mauricio Macri, al señalar que “no entró un centavo” de inversión extranjera de las principales potencias del mundo.

“Las relaciones internacionales no es sacarse fotos con los líderes. Pasaron siete semestres, Presidente. No entró un centavo a la Argentina de inversiones de esas potencias”, declaró el compañero de fórmula de la Cristina Fernández de Kirchner y agregó que “no alcanza con las fotos ni con un G20”.

Lo cierto es que la Argentina sí recibió inversión extranjera durante los últimos cuatro años, aunque si se compara el registro de inversión extranjera de la actual administración con la anterior, se mantuvo prácticamente igual, aunque debe aclararse que la política cambiaria fue muy diferente en ambos gobiernos y eso tenía una influencia directa en estos indicadores.

Según el Informe de la Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario del Banco Central de la República Argentina (BCRA), desde 2016 hasta agosto de 2019, los ingresos de Inversión Directa de no residentes alcanzaron los USD 9.909 millones, una cifra muy cercana a la del último mandato de Fernández de Kirchner, cuando se recibieron USD 9.659 millones. Las cifras por países llegan hasta el 2016.

Sin embargo, como se explicó en otra nota de Chequeado, es necesario aclarar que durante el gobierno de Fernández de Kirchner regía un fuerte control de cambio, conocido como “cepo”, que no permitía a las empresas extranjeras sacar sus ganancias del país y esto las forzó a reinvertir sus utilidades, lo que demuestra que este indicador estuvo bastante distorsionado durante ese período y mostraba inversiones mucho más altas de lo que realmente eran.

Una vez que la restricción se levantó, las empresas enviaron su capital a sus casas matrices y dejaron de reinvertir, lo que generó que en 2016 los datos se actualizaran y para 2017 y 2018 los valores ya fueran “normales” en un contexto en el que las Inversiones Extranjeras Directas disminuyeron en la región. Así, la Argentina creció, pero seguía estando debajo de otros países de Latinoamérica.

La inversión directa se define como la inversión de capital hecha en la Argentina por agentes que no residen en el país. Esto es muy buscado por los gobiernos debido a que brinda dólares para financiar el pago de importaciones, a la vez que mejora la productividad de las empresas que operan localmente.

En síntesis, las inversiones durante el gobierno de Macri no fueron nulas. Contrariamente a lo que declaró Fernández, existieron y en niveles similares a las del gobierno anterior, en el que el control de cambios distorsionaba las cifras.

 

FALSO

Lavagna: “No es cierto que las exportaciones estén subiendo”

Las cantidades exportadas en el primer semestre de 2019 fueron las mayores desde 2013.

Los valores también fueron los más altos desde 2014.

El candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, destacó en el debate presidencial de la Universidad del Litoral que “no es cierto que las exportaciones estén subiendo”. ¿Qué muestran los datos?

Según el INDEC, el volumen exportado aumentó 10,4% en el primer semestre de 2019 en relación a la primera mitad del año último y alcanzó el máximo nivel desde 2013. Este récord se da tanto tomando las cantidades exportadas como el valor (el precio multiplicado por las cantidades). Esta mejora obedeció, principalmente, a la recuperación del sector agropecuario, que había tenido un muy mal 2018, producto de la sequía.

Por las malas condiciones climáticas del año último la base de comparación es inusualmente baja. Sin embargo, como ya se dijo, las cantidades son las mayores desde 2013.

Aún comparando con primeros semestres de años anteriores, la cantidad de exportaciones es un 8% mayor que 2017, un 5% mayor que 2016 y un 14% más que en 2015, último año de gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Los valores (las cantidades multiplicadas por los precios) también fueron los mayores desde 2014.

 

EXAGERADO

Alberto Fernández: “Hoy la deuda representa el 100% del PBI. En 2015 representaba el 38%”

La deuda total aumentó tanto en dólares como en porcentaje del PBI.

Pero representaba en septiembre de 2015, antes de que asumiera Macri, 44% del PBI y el último dato oficial de mediados de 2019 es de 81%.

Los especialistas coinciden en que luego de la devaluación de agosto aumentó el porcentaje, aunque existen distintas estimaciones.

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo en su cuenta de Twitter que “el endeudamiento es el mayor problema que hoy encuentra la Argentina” y agregó: “Hoy la deuda representa el 100% del PBI [Producto Bruto Interno]. En 2015 representaba el 38%”. ¿Es así?

Si bien la deuda se puede medir de diferentes formas, el porcentaje de deuda en relación al PBI es uno de los recomendados por especialistas. “Por convención está bien tomar el número de deuda bruta nacional” que informa el Ministerio de Hacienda de la Nación, aseguró a Chequeado Guido Lorenzo, economista director de la consultora LCG, fundada por el actual candidato a senador por Juntos por el Cambio Martín Lousteau.

Estas cifras muestran que la deuda aumentó tanto en dólares como en porcentaje del PBI, pero no en la medida que marcó el candidato. La deuda era un poco superior al 38% que afirmó para 2015, ya que ascendía a 44%. Y es un poco inferior al 100% citado en 2019. El último dato oficial de mitad de 2019 muestra una deuda del 81% del PBI, aunque el dato de Fernández se trataría de una estimación posterior a la devaluación de agosto (si bien hay distintas estimaciones, algunas van en línea con lo marcado por Fernández).

Como se explicó en esta nota, el indicador de deuda sobre el PBI aumenta cuando la cotización del dólar sube, dado que el PBI pasa a ser menor medido en dólares mientras que la deuda en dólares mantiene su valor. Chequeado consultó al equipo de Prensa del Frente de Todos para confirmar qué datos consideró Fernández, pero hasta la publicación de esta nota no contestaron.

 

¿Cuánta deuda había en 2015?

En septiembre de 2015, si se contabiliza lo que se le debía a los “holdouts”, la deuda pública llegaba a los US$ 251 mil millones. Si se incluyen los intereses punitorios por no haber pagado a tiempo esa deuda con los “holdouts” conocidos como “fondos buitre”, la deuda total era de US$ 258 mil millones. Tomando el PBI estimado por Hacienda en ese momento, el monto total rondaría el 46% o 47% del producto.

Estos porcentajes de deuda sobre el PBI se vieron modificados luego de que en 2016 el INDEC recalculara el PBI argentino tras la intervención del organismo, como se explicó en esta nota. Tomando las cifras recalculadas, esa deuda total -contabilizando punitorios- representaba cerca del 44% del PBI. Todos estos números son mayores al 38% informado por Fernández.

A fines de 2015, luego de la asunción de Macri y la devaluación de diciembre, el peso de la deuda total aumentó y llegó al 53% del PBI. Es decir, tomando los datos anuales de 2015, la deuda también era mayor a la señalada por Fernández.

 

¿Cuánta deuda hay ahora?

El último informe oficial de la deuda, con datos de mediados de 2019 alcanzaba el 81% del PBI. Pero este dato, que toma las cifras del 31 de junio, no tuvo en cuenta la devaluación que hubo en agosto luego de las PASO.

El problema para saber exactamente cuánto representa la deuda en relación al PBI hoy es que depende de la estimación que se haga del PBI. Los datos del total de la deuda se informan mensualmente y el último, de agosto, muestra que es de US$ 308 mil millones, es decir que creció en US$ 50 mil millones desde septiembre de 2015 (casi un 20% más).

Pero en este análisis mensual no está el porcentaje de deuda sobre el PBI (algo que sí se incluye en los análisis trimestrales) y por eso, para saber el porcentaje, depende mucho de cómo se estime el PBI.

“La deuda aumentó entre 2015 y 2019, eso es seguro. Eso queda claro al ver el aumento del stock de deuda. Pero para conocer la capacidad de pago, se compara esa deuda con el PBI y ahí la discusión es cuál PBI tomás actualmente y cómo lo estimás”, explicó a Chequeado Juan Solá, economista de Elypsis. En este sentido, agregó que “cuando el dólar está estable, es más fácil estimar el PBI en dólares”, pero en momentos con mayor inestabilidad como este, las estimaciones siempre son muy diferentes.

Debido a esta inestabilidad, el porcentaje de deuda sobre PBI actual o para fin de año difiere mucho según qué estimación se tome. La consultora LCG estima una deuda cercana al 85% con los datos de fines de agosto y proyecta una deuda aproximadamente del 93% para fin de año. El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (de ATE Capital) estima con los datos de fines de agosto que la deuda pública total se ubica en torno al 96%. Elypsis, por su parte, estima una deuda cercana al 92% a fin de año. Y la consultora Econviews, que dirige Miguel Kiguel -ex funcionario del Ministerio de Economía durante las presidencias de Carlos Menem y Fernando De la Rúa-, estima que para fin de año rondaría el 100%.

 

VERDADERO

Fernández: “Las mujeres jóvenes, hoy en día, duplican en términos de desempleo al desempleo general del país”

La tasa de desocupación de las mujeres jóvenes es más alta que la de hombres jóvenes, y es más del doble de la tasa de desempleo general.

Las tareas de cuidado que suelen asumir las mujeres les quitan posibilidades en el mercado laboral, según los especialistas.

El informe del INDEC del mercado de trabajo, basado en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), arrojó que en el 2° semestre 2019 la desocupación de mujeres de entre 14 a 29 años fue del 23,4%, duplicando a la desocupación general, que alcanzó el 10,6%.

La desocupación joven en varones, también superó a la general: es del 18,6%, aunque es menor a la de mujeres jóvenes.

Natalia Gherardi, directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), explicó a Chequeado el contexto de discriminación laboral en cuanto al género y sostuvo que las mujeres jóvenes tienen mayores dificultades para acceder al mercado de empleo “principalmente por las responsabilidades de cuidado que asumen respecto de sus hijos e hijas (cuando los tienen) o de hermanos/as y otros integrantes de sus familias”.

“Por los estereotipos y prejuicios de género de la sociedad, aun cuando las chicas jóvenes no tuvieran cuidados de hijos o de otros miembros de la familia, se las ve como potenciales responsables de esos cuidado y eso afecta en sus posibilidades de trabajo”, agregó Gherardi.

La directora ejecutiva del ELA hizo énfasis en que es el “rol actual o potencial” de la maternidad lo que impacta negativamente en sus posibilidades de empleo.

Más allá del desempleo, la mayoría de los jóvenes que hoy no estudian ni trabajan (los llamados ni-ni), son mujeres que realizan tareas de cuidado: “De los 1.080.682 jóvenes que están catalogados como ni-ni, el 67% son madres adolescentes que cuidan de sus hijos, hermanos o adultos mayores”, señaló un trabajo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

 

VERDADERO

Lavagna: “Desde el 2005 hasta ahora ha disminuido el número de empresas exportadoras”

La cantidad neta de empresas que exportan se redujo en más de 5 mil desde 2005.

La mayoría de la baja ocurrió durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

En la gestión de Mauricio Macri también hubo una baja, aunque mucho menor.

En el debate presidencial de la Universidad Nacional del Litoral Roberto Lavagna, candidato por Consenso Federal, habló sobre la cantidad de empresas exportadoras que cerraron o que limitaron sus ventas al mercado interno desde 2005, año en el que abandonó sus funciones como ministro de Economía de la Nación. “Desde el 2005 hasta ahora ha disminuido el número de empresas exportadoras en 1.700 casos”, sostuvo.

Según los datos oficiales del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, en 2005 había registradas 14.764 empresas exportadoras, mientras que en 2018 (último dato disponible) había 9.525 que envían su producción al exterior, es decir una baja de 5.239. Desde el sector de Prensa de Lavagna confirmaron a Chequeado que tomaron estos datos oficiales, que dan una caída mayor incluso a la que afirmó el candidato.

El máximo desde 1994 -cuando comienza la serie- se dio en 2006, cuando se superó levemente las 15 mil empresas exportadoras. Pero en los siguientes años la cifra comenzó a bajar hasta las casi 9.500 actuales. La mayoría de esa reducción se dio durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, específicamente entre 2009 y 2015.

Durante el gobierno de Mauricio Macri la baja existió, pero fue mucho menor: hubo 162 empresas argentinas que dejaron de exportar su mercadería a países en el exterior, según los datos oficiales en términos netos.

 

VERDADERO

Fernández: “El presupuesto [de salud] en su gestión [de Macri] cayó un 23%”

Durante el gobierno de Cambiemos, los fondos destinaron a este área se redujeron 22%.

Se trata de una caída real, es decir que tiene en cuenta la inflación.

Hubo un aumento sostenido del presupuesto nominal, pero siempre perdió frente a la inflación.

Durante el bloque sobre Educación y Salud durante debate presidencial de la Universidad del Litoral, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, señaló: “Presidente, si le preocupa la salud, le cuento que el presupuesto en su gestión cayó un 23 por ciento”.

De acuerdo con los datos oficiales del Ministerio de Hacienda de la Nación, el presupuesto ejecutado en el área de salud se redujo 22% durante la gestión de Mauricio Macri. Se trata de una caída real, es decir que tiene en cuenta la inflación durante el período 2015-2019.

De acuerdo con el mensaje de presupuesto para el año que viene, el Gobierno nacional estima destinar este año más de $ 160 mil millones a la función Salud, es decir, lo que se invierte en el sistema sanitario en distintas áreas del Estado.

Todos los años de la gestión Macri el presupuesto para la función salud fue aumentando en términos nominales; sin embargo, la inflación siempre fue más alta que esas subas.

En septiembre de 2018, Macri hizo cambios en la estructura de su gabinete y se creó la cartera de Salud y Desarrollo Social. Quien hasta el momento era ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, se convirtió en secretario de gobierno del Ministerio que lidera Carolina Stanley.

 

FALSO

Fernández: “Cuando [Macri] llegó al gobierno la deuda externa era el 38% del producto, hoy es el 100%”

La deuda externa aumentó tanto en dólares como en porcentaje del PBI, pero lejos de los valores mencionados por Fernández.

A mediados de 2019 llegó al 40% del Producto Bruto Interno (PBI), lejos del 100%.

El candidato había dado los mismos porcentajes días atrás pero para referirse a la deuda total, no sólo a la deuda externa, pero tampoco son certeros.

Durante el debate de candidatos a Presidente de la Nación de la Universidad del Litoral, Alberto Fernández (Frente de Todos) criticó la gestión económica de Mauricio Macri (Juntos por el Cambio) y dijo: “Cuando llegó al gobierno la deuda externa era el 38% del producto, hoy es el 100%”.

Según la medición de la deuda en relación al Producto Bruto Interno (PBI), cuya utilización recomiendan los especialistas, se puede observar que tanto la deuda total como la deuda externa aumentaron, pero no en la medida que señaló el candidato. La deuda total incluye las deudas que un país tiene con el exterior, la deuda externa, pero también la deuda con acreedores internos y con otros organismos públicos, entre otras.

En septiembre de 2015 la deuda externa era de casi el 11% del PBI, mientras que en junio de 2019, últimos datos oficiales del Ministerio de Hacienda de la Nación, fue de casi 40%. Es decir, aumentó, pero lo hizo en una magnitud distinta a los datos que dijo Fernández.

Semanas atrás, Fernández ya había dicho una frase similar sobre el aumento de 38% al 100%, pero refiriéndose a la deuda total. Como se explicó en esta nota, en septiembre de 2015, la deuda total era del 44% del PBI, un poco superior al 38% que señaló el ex jefe de Gabinete; y a mitad de 2019, el último dato oficial muestra una deuda del 81% del PBI.

Tanto el 40% del PBI de deuda externa como el 81% de deuda total actualmente serían mayores, ya que estos datos no tienen en cuenta la devaluación de agosto último, posterior a las PASO. Pero no hay porcentajes oficiales.

El problema para saber exactamente cuánto representa la deuda en relación al PBI hoy es que depende de la estimación que se haga del PBI. La consultora LCG, creada por Martín Lousteau y Gastón Rossi, estima una deuda total cercana al 85% con los datos de fines de agosto y proyecta una deuda aproximadamente del 93% para fin de año. El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (de ATE Capital) calcula con los datos de fines de agosto que la deuda pública total se ubica en torno al 96%. Elypsis, fundada por Eduardo Levy Yeyati, por su parte, estima una deuda total cercana al 92% a fin de año. Y la consultora Econviews, que dirige Miguel Kiguel -ex funcionario durante las presidencias de Carlos Menem y Fernando De la Rúa-, estima que para fin de año la deuda total rondaría el 100%.

Corrección 14/10/2019: por un error involuntario, inicialmente se consignó que Fernández hablaba de la deuda total, por lo que se calificó como EXAGERADO. Pero tras el aviso de lectores se corrigió la frase y se precisó que se refería a la deuda externa. Por esto mismo se cambió la calificación a FALSO ya que, como se explicó en la nota, los valores de la deuda externa están lejos de los marcados por Fernández.


Método

El equipo de Chequeado, junto con especialistas de diferentes áreas relevantes y un grupo de dedicados voluntarios, verificamos en vivo si las afirmaciones de los candidatos a Presidente en el Debate Presidencial 2019 se corresponden con los hechos y mejores datos disponibles. Retomamos viejos chequeos que sirven para aportar datos en el momento del debate y generamos nuevos que publicamos durante y luego de la inauguración de la Asamblea Legislativa.

 

¿Por qué lo hacemos?

Queremos contribuir a mejorar la calidad del debate público y reducir la impunidad intelectual de lo que se dice, calla u oculta. Aportamos datos y contexto que permiten a los ciudadanos conocer la exactitud o no de las afirmaciones hechas, en este caso, de los candidatos.

 

¿Cómo lo hacemos?

Utilizamos el método de Chequeado, aunque con algunas modificaciones por tratarse de una actividad en vivo. Contactamos antes a los equipos de cada candidato para que nos faciliten las fuentes de la información, buscamos en el momento datos sobre el tema -tanto de fuentes oficiales como alternativas- y los ponemos en contexto gracias a los especialistas que están con nosotros en el chequeo colectivo en vivo.

Crédito: chequeados.com