Esta semana, en el Hospital Centenario Gualeguaychú se produjo una nueva ablación de tejidos de córneas, completando el cuarto procedimiento en lo que va del año.

El equipo interdisciplinario de procuración de órganos y tejidos del nosocomio concretó el procedimiento monorgánico en un paciente de 61 años que murió en la Sala 3 de Clínica Médica de hombres.

Recordemos que esta es la cuarta extracción positiva en lo que va del año. La córnea es la membrana dura y transparente de la parte anterior del globo del ojo y esta acción permitirá trasplantes que mejorarán la calidad de visión de otros pacientes.

La Unidad de Coordinación de Trasplantes de nuestro hospital es supervisada por el Centro Único Coordinador de Ablaciones e Implantes de Entre Ríos [CUCAIER], dependiente del Ministerio de Salud, y está especialmente capacitada en los procedimientos de detección, selección y mantenimiento de donantes con la misión de satisfacer la demanda de pacientes que esperan un trasplante, garantizando la igualdad de oportunidades bajo el Programa Federal de Procuración de Órganos y Tejidos.

Sus principales objetivos son incrementar la donación para disminuir los tiempos de espera y optimizar la utilización de los órganos donados a fin de reducir el registro nacional de pacientes, agrupados por órgano o tejido y su condición de salud.

Cuando se detecta un posible donante se inicia el proceso realizando las evaluaciones médicas necesarias para determinar que sean aptos para pacientes en lista de espera.

En simultáneo, para asegurar la equidad en la distribución, el Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante [SINTRA]identifica a los posibles receptores teniendo en cuenta la compatibilidad biológica, antropometría, situación clínica, lugar en donde fue procurado el órgano, edad y antigüedad en lista de espera.

Justamente, el jefe de Enfermería, Sergio Sack valoró que «como es parte del protocolo se dialogó con la familia y se explicó cómo es el procedimiento. Tratamos de llevarles contención y demostrarles que es muy importante su gesto para que otras dos personas puedan volver a ver».

Además, subrayó Sack que «la difusión es una gran aporte para que la sociedad se entere de la nueva Ley Justina y así se despierte aún más interés. El Centenario está entre los primeros puestos de los hospitales que generan ablaciones de córneas para el Banco de Tejidos Oculares de la provincia. Aquí nuestro primer objetivo siempre es salvar vidas pero cuando eso no es posible, el plan B es trasplantar órganos a otras personas que necesitan seguir su vida».

 

LEY JUSTINA

La Ley 27447 conocida como «Justina» tiene por objeto la regulación de las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano; incluyendo la investigación, promoción, donación, extracción, preparación, distribución, el trasplante y su seguimiento.

Entre los puntos destacados, se encuentran la enumeración de prácticas médicas no siendo taxativas, ya que el INCUCAI podrá solicitar a la Secretaría de Salud dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social su incorporación a la lista con la condición de encontrarse demostrada su seguridad y eficacia en seres humanos.

Asimismo, se estableció una lista de órganos vitales que podrán obtenerse de personas vivas, siendo esta la condición habilitante para poder realizar el trasplante: riñón, uréter, piel, elementos del sistema osteoarticular, córnea, células progenitoras hematopoyéticas, pulmón, hígado, y válvulas cardíacas de explante de corazón a receptores de trasplante cardíaco.

La ley 27447 entiende como condición habilitante a la práctica que “razonablemente no cause un grave perjuicio a la salud del donante y existan perspectivas de éxito para conservar la vida o mejorar la salud del receptor”.- (R2820)