En una final cerrada, Entre Ríos venció 47-43 a Santa Fe en San Luis y se consagraron campeonas argentinas. La jugadora de Juventud Unida, Nicole Taparí, fue elegida como la MVP del torneo.

Entre Ríos transitó los primeros compases del partido definitorio siendo tan impenetrable en defensa como de costumbre, y en el costado ofensivo desequilibró con 3/3 en triples, para decretar un 11-0 que obligó a Santa Fe a solicitar un minuto. Tras cuatro minutos sin anotar y luciendo totalmente desdibujadas, las bicampeonas necesitaron de un tiro libre para romper la alarmante sequía, y como si se tratara de un hechizo, las canastas comenzaron a caer, respaldadas por el juego de pases característico. Un parcial de 8-0, más el bajón entrerriano, decretaron que el primer cuarto finalice 11-8 para las mesopotámicas.

El segundo período se resume perfectamente en ineficacia; a pesar de una buena selección de tiro en la mayoría de las posesiones, ambas carecieron de puntería, y las defensas le ganaron ampliamente a los ataques estacionados. Esta tendencia caducó a finales del cuarto, porque Entre Ríos encontró la solución corriendo ante malos balances defensivos santafesinos, con la que abrió una pequeña luz antes del descanso. En un primer tiempo de enormes defensas, las “panza verde” culminaron arriba por ocho (23-15).

Con el regreso tras el mediotiempo, Santa Fe encontró su primer triple en la final. Esto no solo fue un dato estadístico, sino que actuó como impulso, y las bicampeonas recortaron el déficit que las separaba de Entre Ríos. En una replica exacta de la semifinal, las dirigidas por Daniela Oldani se hallaron con su mejor versión en el tercer cuarto, y tras otra bomba de Abril Vernazza pasaron al frente. Como si faltara algún apartado para completar la levantada, dos tapas impresionantes de Giacone le posibilitaron a Santa Fe cerrar diez minutos de alto vuelo (19-9), y con esto ingresar dos puntos arriba al parcial final.

El último cuarto fue un cúmulo de nervios que conservó total paridad. En esa lucha, este capítulo tuvo la firma de Delfina Cergneux: en la pintura impuso condiciones, además de generar segundas oportunidades, y en defensa marcó territorio punteando tiros y ganando rebotes en reiteradas veces.  Por su parte, Nicole Taparí aportó claridad en los momentos fundamentales del juego y cerró el partido con 11 puntos en su planilla personal. La ineficacia desde la línea de libres, provocó que Entre Ríos no rematase la faena, y entradas al último minuto solo había un punto de luz para las mesopotámicas. Curiosamente, Cergneux salió cuando restaban 55 segundos, y su reemplazante, Martina Schunk, con un medio gancho puso tres arriba a las entrerrianas. Santa Fe fue a buscar el triple que empatara el pleito, pero fallaron y Entre Ríos se coronó campeón. El 47 a 43 grafica la igualdad que hubo entre ambos seleccionados, pero un mejor cierre de las dirigidas por Cristian Gómez les significó el título. (ElDía)