Los vecinos del lugar se preguntaron los motivos por los cuales no hay servicio en esa zona.

Al salir por la mañana de sus hogares, los residentes en el Puerto Viejo se encontraron ayer con que las bolsas con los residuos que habían sacado el día anterior se encontraban en el mismo lugar.

El hecho llamó la atención, por lo que algunos decidieron comunicarse con el Municipio para saber el motivo por el que no había pasado el recolector. Según dieron a conocer, se les informó que el problema radicaba en el hecho de que dos unidades habían quedado desafectadas, debido a inconvenientes en su funcionamiento.

Eso obligó a resentir el servicio, principalmente en ese barrio del sur de Concepción del Uruguay.

De ahí a que en las aceras se vieron, además de las bolsas de los frentistas, las arrojadas por otras personas. “Me cansé de limpiar, ya que me tiraron más basura frente a mi domicilio. No sé por qué la gente es tan desconsiderada y no entiende que debe colocar sus residuos en su espacio y no en el de los demás”, afirmó ayer por la mañana una frentista enojada por la actitud y acción de desconocidos.

A las bolsas domiciliarias, observadas en el recorrido por las calles Juan Domingo Perón y Artigas, entre otras, se sumaron elementos en desuso tirados sobre las veredas. (La calle)